Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La fusión de la capa de hielo de Groenlandia elevará siete metros el nivel de los océanos, según un informe británico

Un incremento de la temperatura de dos grados es suficiente para descongelar esta masa helada

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 31 enero de 2006
La probable fusión de la capa de hielo de Groenlandia elevará el nivel de los océanos en siete metros de aquí a un millar de años. Así lo dice un informe, publicado ayer, que recoge las conclusiones de una conferencia organizada por la Oficina Meteorológica del Reino Unido en febrero del pasado año.

La Unión Europea (UE) pretende prevenir un aumento de más de dos grados de las temperaturas medias del planeta, pero, según los autores del informe, eso es ya excesivo. A su juicio, dos grados son suficientes para desencadenar un proceso de fusión del hielo en Groenlandia, lo que tendría un impacto enorme sobre el nivel de los océanos.

Algunos de los científicos participantes en el informe se han propuesto calcular a partir de qué concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera pueden provocarse esas subidas de temperatura. Actualmente, la atmósfera contiene aproximadamente 380 partes por millón de dióxido de carbono (CO2), frente a las 275 registradas antes de que se desencadenase la llamada revolución industrial en el siglo XIX.

Desertización

Para lograr el objetivo de dos grados de aumento de las temperaturas con una probabilidad del 60%, es preciso estabilizar las concentraciones de gas invernadero a 450 partes por millón como máximo, señalan Michel den Elzen, de la Agencia de Estudios Medioambientales de Holanda, y Malte Meinshausenl, del Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas de EE.UU.

Según ellos, un incremento de las temperaturas medias del planeta de sólo un 2% puede generar una caída del rendimiento de los cultivos en todo el mundo, triplicar las malas cosechas en Europa y Rusia, y dar lugar a un proceso de desertización en el norte de África con el consiguiente desplazamiento de sus poblaciones.

Otras consecuencias serían una grave escasez de agua que afectaría a 2.800 millones de personas, la difusión del paludismo por África y América del Norte, la pérdida de un 97% de los arrecifes coralinos, y la extinción de especies como el oso polar o la morsa.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones