Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La inmigración interna, la presión turística y la sobreexplotación ponen en peligro al archipiélago de las Galápagos

Los habitantes de estas islas han pasado de 4.000 en los años 60 a los 18.640 que registra el censo actuall

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 17 mayo de 2004
Las Islas Galápagos (Ecuador) son un ecosistema único, un paraíso natural de alta mar, encrucijada de algunas de las corrientes oceánicas más potentes del planeta. Sin embargo, el archipiélago que inspirara a Darwin la teoría de la evolución está viniéndose a menos en los últimos años. La inmigración interna, acuciada por la profunda crisis económica del país, se suma ahora a sus otras amenazas, la constante, aunque regulada presión turística, y la sobreexplotación de sus recursos marinos.

Los habitantes humanos de las Galápagos han pasado de 4.000 en los años 60 a los 18.640 que registra el censo actual. Unas tasas de crecimiento anual del 6,4% que, de mantenerse, «harán inviable el actual modelo de protección», según Eliécer Cruz, director del Parque Nacional Galápagos entre 1996 y 2003 e hijo de uno de los primeros colonos que se asentaron en las islas a finales de los años 30.

Nacido en Floreana, la más deshabitada de las cinco pobladas -80 habitantes, Cruz desgranó en un curso, organizado por CosmoCaixa y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), los peligros que se ciernen sobre el frágil ecosistema insular y los logros que, pese a todo, han garantizado un alto nivel de protección a los endemismos animales y vegetales que pueblan 8.000 kilómetros cuadrados de tierras emergidas, repartidas en 125 islas e islotes. Los flujos migratorios desde el Ecuador continental obligaron al Ejecutivo del país a cambiar la Constitución en 1998 y restringir los permisos de radicación en las Galápagos. El resultado de esto es que, además de los 18.000 habitantes censados, hay una población flotante "ilegal" de 5.000 ó 6.000 personas que intentan buscarse la vida al calor de los ingresos que genera el turismo.

Descubiertas accidentalmente en 1535 por el obispo español Tomás de Berlanga, al que las corrientes arrastraron en un viaje entre Panamá y Perú, las Galápagos fueron durante el siglo XVII refugio de bucaneros y piratas ingleses, que se aprovisionaban de la carne de las tortugas gigantes. Hoy en día apenas quedan unos pocos de estos galápagos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones