Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La mitad de los espacios españoles de la Red Natura 2000 no están protegidos al 100%

La estimación de riesgos por productos químicos no tiene en cuenta valores ecológicos concretos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 22 marzo de 2009
Red Natura 2000, un equipo de científicos españoles y portugueses ha concluido que los protocolos para la evaluación de riesgos que se aplican no consideran los valores ecológicos concretos, como la presencia de aves protegidas, de cada zona contaminada por productos químicos depositados por el ser humano. Así, instan a desarrollar una metodología complementaria con un enfoque más probabilístico.

"Se han desarrollado escenarios y protocolos de base científica que se están aplicando en la práctica. Sin embargo, estos escenarios son genéricos y no consideran los valores ecológicos específicos de la zona que recibe el impacto humano en forma de contaminación", explicó al Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) José Vicente Tarazona, autor principal de la investigación y coordinador del Área de Ecotoxicología y Evaluación de Riesgos Ambientales del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaría (INIA). Este trabajo confirma que los valores ecológicos especiales de una zona protegida "deben considerarse en las evaluaciones de riesgos de sus actividades".

El territorio de la Red Natura 2000 tiene en España unos valores ecológicos concretos por los hábitats, los nichos, la biodiversidad, las especies endémicas o las amenazadas, entre otros factores. Sin embargo, "la estimación de riesgos de agroquímicos no considera estos valores, y da lugar a evaluaciones que no son suficientemente protectoras", aseguró Tarazona. Además, el 18% de la red está formado por terrenos agrícolas, un territorio que sirve de refugio para muchas aves. "La estimación es que en la mitad de los casos se requieren evaluaciones específicas para garantizar el nivel de protección necesario", añadió el investigador.

Estudio de tres aves

Los científicos se basaron en el estudio de tres aves protegidas en la red que constituyen un valor ecológico importante, pero para las que no se prevén todos los riesgos en relación a las sustancias químicas: la avutarda común ("Otis tarda"), el cernícalo primilla ("Falco naumanni") y el aguilucho cenizo ("Circus pygargus"). Este estudio denuncia que la agricultura representa una gran amenaza para estas especies debido al uso sin evaluación adecuada de pesticidas, herbicidas y fertilizantes, así como por la exposición a los restos de medicamentos en las heces del ganado que pasta en esas zonas.

El modelo de evaluación complementaria que proponen los científicos permitiría medir qué riesgo de contaminación sufren las aves a través del consumo de plantas, insectos y pequeños mamíferos que entran en contacto con los contaminantes. La principal ventaja de una evaluación basada en la prevención de riesgos es que "permite cuantificar la variabilidad e incertidumbre, producir objetivos más ecológicos, utilizar mejor los datos disponibles, identificar factores significativos de riesgo y hacer mejor ciencia al considerar múltiples posibilidades", apuntó Tarazona.

Reglamento REACH

La introducción en Europa en 2007 del reglamento de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas (REACH, por sus siglas en inglés) debía reducir la contaminación química, pero sus efectos en la salud humana y la biodiversidad españolas siguen siendo evidentes. Los investigadores creen que para cumplir sus objetivos es necesario que se desarrollen escenarios que consideren los valores ecológicos de estas zonas "particularmente sensibles".

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones