Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La ola de calor no remitirá hasta el lunes o martes de la próxima semana, según Meteorología

Las máximas en el centro peninsular permanecerán en torno a los 35 grados y en Andalucía y Extremadura, sobre los 38

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 junio de 2004
El Instituto Nacional de Meteorología (INM) ha retrasado hasta el lunes o martes de la próxima semana el descenso generalizado y significativo de las temperaturas, que había previsto para el jueves y el viernes. Además, lo hace sin seguridad completa. Los portavoces del organismo público calculan que las probabilidades de que las temperaturas bajen significativamente (entre 5 y 6 grados) a partir del martes día 6 está, hoy, en el entorno del 60%.

Las zonas donde sí bajarán de forma destacada las temperaturas, tanto máximas como mínimas, a partir del jueves y viernes, será en el norte de la Península y en diversos puntos del Valle del Ebro (La Rioja, Navarra y Aragón). Lo harán entre cinco y seis grados y se mantendrán hasta por lo menos el martes, dentro de un fenómeno que comenzará a notarse a partir de la tarde del jueves en el noroeste peninsular. En el centro peninsular (las dos Castillas y Madrid) sólo se espera una reducción de las máximas en el entorno de los tres o cuatro grados y en la mitad sur, de entre dos y tres. Es decir, las temperaturas máximas en el centro permanecerán en torno a los 35 grados y en Andalucía y Extremadura, sobre los 38.

Este hecho supone también que las noches seguirán siendo demasiado cálidas para conciliar cómodamente el sueño. Por ejemplo, dos extremos geográficos como pueden ser Madrid y Ceuta han tenido durante estos días mínimas próximas a los 24 grados, temperaturas que en opinión del experto del Hospital Ruber Internacional de Madrid, Juan Pareja, no ayudan a facilitar el sueño. Según Pareja, la temperatura idónea para dormir está comprendida entre los 18 y los 22 grados, a partir de ahí, "el calor interfiere en la conciliación del sueño". Para combatir esa desesperante sensación es recomendable, como remedio doméstico, un baño con agua templada, nunca fría, o conectar los aparatos de aire acondicionado o ventiladores a una temperatura moderada, no baja.

A partir del martes día 6 se espera una notable disminución de máximas y mínimas, sobre los cinco o seis grados. El causante será, según fuentes del INM, una vaguada atlántica, una perturbación de las capas altas de la atmósfera que traerá a la Península vientos del Atlántico acompañados de posibles lluvias en forma de frentes tormentosos. Pero esta posibilidad no es al 100%, sino "sólo" al 60%.

Plan de emergencia

La consolidación de temperaturas superiores a las habituales en el mes de junio está provocando que diferentes comunidades activen el plan de emergencia previsto para afrontar olas de calor, término de utilidad sanitaria. Así, la Comunidad de Madrid ha activado el nivel 2 (alerta de alto riesgo). Además, los servicios de emergencia de la capital han recibido 61 llamadas más que las que se registraban en las mismas fechas del pasado año, hecho que puede estar relacionado con la incidencia de la canícula.

Castilla-La Mancha permanece en la misma situación de riesgo, principalmente por temperaturas como las que se registraron el lunes en Toledo (40,9 grados) o en Guadalajara (39,7), máximas históricas desde hace 63 años. Precisamente, en esta comunidad acaba de fallecer la primera persona (un hombre de 48 años) a causa de un golpe de calor.

Castilla y León está registrando cifras similares, aunque ayer Segovia desactivó la alerta que había impulsado el domingo. Por ejemplo, en Ávila no se había llegado desde hace 46 años a los 35,2 grados del domingo.

Diecisiete estaciones meteorológicas de las 80 que existen en España han batido varias marcas, desde la temperatura más alta a la mínima o a la media, o, incluso, las tres, como es el caso de Ceuta; mientras que en Ciudad Real se obtuvo la media más alta de los últimos cien años.

Fase amarilla

Andalucía y Extremadura son las comunidades más afectadas por las elevadas temperaturas. Las provincias de Sevilla, Córdoba y Huelva han puesto en marcha sus planes contra el calor en la denominada "fase amarilla". Este sistema prevé actuaciones localizadas para informar a los grupos de población más vulnerables y tener preparados los dispositivos sanitarios y asistenciales previstos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones