Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La ONU alerta de la amenaza que supone para los mares los vertidos de aguas residuales

Un 80% de la contaminación marina se origina en tierra

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 6 octubre de 2006
Los vertidos de aguas residuales a los océanos son unos de los mayores problemas que amenazan los ecosistemas marinos, que en los últimos años han visto disminuir la contaminación por petróleo y sus derivados, según un informe del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), presentado ayer. A modo de ejemplo, advierte de que más de la mitad de las aguas residuales que llegan al Mediterráneo están sin tratar.

La contaminación, relacionada con el aumento de las poblaciones costeras y la falta de infraestructuras para el tratamiento adecuado de los residuos, es "posiblemente el problema más serio y el área en que menos se ha avanzado", indica el informe, titulado "El estado del medio ambiente marino".

La ONU calcula que un 80% de la contaminación marina se origina en tierra, y esta cifra podría aumentar significativamente hacia 2050 si, como se prevé, las poblaciones costeras se duplican y la lucha contra la contaminación no se acelera.

También preocupa al PNUMA la alteración del movimiento de los sedimentos marinos, que de forma natural proceden de los ríos pero cuyo flujo está siendo retenido o alterado por la construcción de embalses, los sistemas de riego a gran escala, la urbanización y la pérdida de masa forestal.

En España, el flujo de partículas de tierra en el río Ebro se ha reducido, según el informe, en un 95%, y el conjunto de caudales que desembocan en el Mediterráneo ha disminuido un 50% como resultado de la construcción de presas.

Avances

El documento destaca que se han constatado avances en otras áreas, como la contaminación por petróleo y sus derivados, que ha disminuido en dos tercios respecto a la década de los 80. En concreto, los vertidos por accidentes de petroleros han bajado un 75% y los vertidos municipales e industriales de aceites y petróleo, un 90%.

También se ha mejorado en relación a los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). Doce COP están regulados por la Convención de Estocolmo, que entró en vigor en mayo de 2004, incluido el DDT, cuyo nivel en el Báltico se ha reducido en un 50%.

Respecto a los metales pesados, el progreso es mediano. Si bien se han introducido controles en la mayoría de los países desarrollados, "nuevas cantidades de sustancias como mercurio están entrando en el medio ambiente marino procedentes de economías emergentes", señala el informe. En algunas zonas del Ártico las concentraciones de mercurio en focas y ballenas "son entre dos y cuatro veces superiores a las registradas hace 25 años".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones