Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La Politécnica de Madrid propone una serie de opciones para evitar que las pilas terminen en los vertederos

La inertización y el reciclado son algunas medidas para evitar que los componentes metálicos de las pilas vayan al medio ambiente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 12 julio de 2004
La Universidad Politécnica de Madrid ha elaborado un informe que propone una serie de opciones tecnológicas para la gestión de las pilas, cuya peligrosidad reside en la presencia de mercurio, cadmio y plomo. Según este trabajo, el 45,5% de las pilas y acumuladores de la Unión Europea (UE) fueron a vertederos en 2002.

Encarnación Rodríguez, catedrática de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de dicha universidad, señala que "la eliminación en vertederos es la opción más práctica para el consumidor". Sin embargo, los principales problemas medioambientales que presenta esta alternativa son "la generación y eventual penetración de aguas contaminadas que pueden afectar a las aguas subterráneas", explicó la ingeniera industrial. Por otra parte, en la UE existe una directiva que regula la eliminación de residuos peligrosos en los vertederos.

La inertización de las sustancias peligrosas mediante un sistema de estabilización química es una de las opciones para evitar que los componentes metálicos de las pilas vayan al medio ambiente. Asimismo, el reciclado de los metales presentes admite múltiples opciones, pero la problemática de esta medida radica, según Rodríguez, en "la dispersión del consumo de estos productos y, por tanto, en la dificultad que presenta su recolección". La eficacia de esta alternativa se encuentra en la recuperación de los metales para que puedan ser utilizados nuevamente, además de ser ambientalmente aceptable y económicamente viable.

Por último, la incineración permite destruir el material y convertirlo en ceniza inerte. Según el informe, titulado "Gestión de las Pilas y Acumuladores usados en la Unión Europea", los constituyentes más volátiles de las pilas y baterías -cadmio, mercurio y cinc- se incorporan a los gases y luego se recogen en forma de partículas finas, mientras los metales no volatizados quedan en las escorias. Además, algunos de los metales pueden convertirse en compuestos solubles como cloruro.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones