Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La propietaria de la central de Zorita podría ser multada con 600.000 euros por el asalto de Greenpeace

La entrada de los ecologistas no alteró el estado de seguridad de la planta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 27 abril de 2002
El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) propondrá una sanción de 601.012 euros (100 millones de pesetas) a Unión Fenosa por el asalto de la central de Zorita. Su apertura podría demorarse una semana al quedar condicionada a un plan de seguridad. Hasta entonces, Unión Fenosa dejará de ingresar 210.000 euros al día.

La ocupación de la central nuclear más antigua de España por activistas de Greenpeace podría suponer para Unión Fenosa unas pérdidas económicas, directas e indirectas, de 1.800.000 euros (300 millones de pesetas). En una reunión urgente celebrada ayer por la cúpula del Consejo de Seguridad Nuclear, su presidenta María Teresa Estevan Bolea y los consejeros de ese organismo acordaron la apertura de un expediente sancionador que será elevado al Ministerio de Economía. Los dirigentes del CSN entienden que el pasado jueves se produjo una flagrante vulneración de la seguridad física de la planta, que merece ser castigada con la máxima sanción permitida por ley, 601.012 euros (100 millones de pesetas).

Los técnicos del máximo organismo responsable de la seguridad nuclear en España ya han elaborado los primeros informes técnicos y legales, aunque la aprobación en pleno extraordinario del expediente sancionador se retrasará hasta la próxima semana para dotar de garantías de éxito a la propuesta de sanción. En concreto, los técnicos del CSN consideran que en el asalto de Greenpeace concurrieron varias circunstancias agravantes, desde la violación de la seguridad física del recinto nuclear al incumplimiento por Unión Fenosa de su propio plan de actuación para la central de Zorita, de obligatorio cumplimiento tras su aprobación por el CSN.

Pero lo más costoso para Unión Fenosa no sería la cuantía de la sanción que finalmente pueda imponer el Ministerio de Economía, sino la pérdida de ingresos que sufrirá con la parada de la central nuclear. Mientras el reactor nuclear permanezca fuera de funcionamiento, esta empresa del sector eléctrico dejará de ingresar al día 210.354 euros (30 millones de pesetas). Y la conexión del reactor a la red eléctrica podría demorarse una semana porque su apertura estará condicionada al cumplimiento de un plan de seguridad. En concreto, el CSN exigirá a Unión Fenosa tres requisitos básicos: la instalación de una tercera barrera para proteger el recinto, la introducción de cerramientos eléctricos y la utilización de más personal de seguridad.

Ayer concluyó la primera inspección acometida por los técnicos del Consejo desplazados a esta central situada en Almonacid de Zorita (Guadalajara). La revisión ha confirmado que la entrada de los ecologistas no alteró el estado de seguridad de la planta, aunque la labor de los inspectores aún no ha concluido. Por otra parte, el CSN informó que las pruebas realizadas al grupo de activistas que penetró en el recinto indican que no recibieron dosis significativas de radiación.

Fuentes de esta planta nuclear apuntaron ayer que justo el día anterior al asalto, un grupo de trabajo creado a instancias del CSN, con técnicos de este organismo, de las empresas explotadoras de las centrales nucleares y de Unesa, había revisado la seguridad física de la instalación y presentó allí un primer avance de los resultados. Según las mismas fuentes, no se detectó ninguna anomalía o deficiencia, sino una situación homologable a la del resto de las centrales nucleares.

Esta auditoría al parque nuclear español fue auspiciada por el CSN tras el 11 de septiembre. Ayer, en la reunión celebrada por la presidenta Estevan Bolea y los consejeros, este organismo regulador también acordó la decisión de exigir a las compañías propietarias de las centrales nucleares el cumplimiento de las medidas de seguridad que recomendaron tras la fatídica fecha. Entre ellas figuraba el reforzamiento de las patrullas en el perímetro de estas instalaciones de producción energética. Dos inspectores residentes que el CSN dispone en cada central nuclear recibirán la orden de supervisar el cumplimiento de estas medidas de seguridad y vigilancia.

Etiquetas:

multa nuclear Zorita

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones