Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La reserva hidráulica vuelve a bajar y se sitúa por debajo de la de hace un año

La situación más preocupante es la de la cuenca del Segura

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 9 agosto de 2006
Los embalses españoles continúan escasos de agua. La reserva hidráulica ha perdido durante la última semana casi 800 hectómetros cúbicos y se sitúa ahora al 45,3% de su capacidad, un porcentaje inferior al del pasado año por estas mismas fechas, cuando España estaba inmersa en uno de los periodos más secos de su historia.En concreto, los embalses peninsulares acumulan 24.108 hectómetros cúbicos de agua. Esta cantidad es muy inferior a la de los últimos diez años, durante los cuales la media se ha situado en el 58,9%.

La situación más precaria sigue siendo la de la cuenca del Segura, cuyos embalses están al 13,3% de su capacidad tras perder siete hectómetros durante la última semana. Los embalses de la cuenca del Júcar, por su parte, están al 15,3%, casi la mitad de las reservas acumuladas durante la última década.

Ha disminuido casi 800 Hm3 respecto a la semana anterior

En la cabecera del Tajo -de la que dependen los trasvases al Segura- la situación también es preocupante. La reserva de agua ha bajado en los últimos días y está al 44,8% de su capacidad.

Esta semana la cuenca del Ebro ha disminuido 201 hectómetros cúbicos con relación a la semana anterior, mientras que las cuencas internas de Cataluña se mantienen en los niveles de la semana anterior.

Las precipitaciones han sido nulas en toda España. La máxima se ha producido en Palma de Mallorca con 28 litros por metro cuadrado.

Restricciones

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha llegado a reclamar a las comunidades de Murcia y Valencia que sigan el ejemplo de Madrid, Andalucía o Cataluña que aprobaron decretos para prohibir utilizar agua en usos no esenciales en el ámbito urbano como riego de parques y jardines, limpieza de calles, piscinas o campos de golf.

Narbona afirmó que estas restricciones en el segundo año de sequía no han ocasionado la pérdida de ningún turista y recordó que la situación sigue siendo especialmente grave en el Guadalquivir, el Segura, Júcar y cabecera del Tajo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones