Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La riada de lodos contaminantes en Hungría llega a un afluente del Danubio

A pesar de ello, las autoridades afirman que el nivel de toxicidad ha descendido

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 7 octubre de 2010
El vertido tóxico de aluminio que ha inundado 40 kilómetros cuadrados en el suroeste de Hungría ha llegado hoy al río Mosoni Duna, un afluente del Danubio, si bien el nivel de toxicidad ha descendido. La portavoz de la Oficina de Catástrofes, Gyorgyi Tuttos, señaló que una ola de "barro rojo" alcanzó este afluente, a unos 20 kilómetros del Danubio, aunque aseguró que el pH del agua ha bajado hasta 9,2, después de que ayer hubiera alcanzado un valor de 13, incompatible con la vida. Esos niveles de pH suponen que ya no hay peligro para el medio ambiente, afirmó esta portavoz.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, indicó que "no se puede vivir" en la zona del desastre. Orban, de visita por los pueblos afectados, anunció que habrá que cercar y aislar las zonas más contaminadas de Kolontár, uno de los pueblos arrasados por la ola tóxica.

El lodo vertido tras la rotura el lunes de una balsa en una fábrica de aluminio ha arrasado tres condados húngaros y ha dejado a su paso cuatro muertos y 120 heridos. Otras seis personas aún están desaparecidas.

Fuentes de WWF-Adena aseguraron ayer que en el río Marcal "ha muerto toda forma de vida" y advirtieron de que la región tardará años en recuperarse de la que ya se considera la mayor catástrofe ecológica de la historia de Hungría.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones