Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La UE aprobará hoy la sustitución del Impuesto de Matriculación por una tasa medioambiental

Se prevé que en diciembre de 2010 la mitad de la fiscalidad de los vehículos responda a criterios ecológicos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 julio de 2005
La Comisión Europea aprobará hoy, con toda probabilidad, una propuesta legislativa para la supresión gradual del Impuesto de Matriculación de coches nuevos en el territorio comunitario, a cambio de incrementar la tasa de circulación, reforzándola a través de criterios medioambientales. Se trata de que, en un periodo de cinco a diez años, dicho impuesto haya desaparecido en favor de uno específico relacionado con las emisiones contaminantes de dióxido de carbono (CO2).

Así, se sugiere que el impuesto sea menor cuanto menos contamine el vehículo y que, a partir de 2008, una de las fechas-objetivo del Protocolo de Kioto, el 25% del total de los ingresos recaudados por matriculación y circulación, tenga en cuenta el nivel de emisiones. Para diciembre de 2010 está previsto que la mitad de la fiscalidad de los vehículos responda a criterios ecológicos.

No obstante, el Ejecutivo comunitario opta por una regulación de mínimos, estableciendo el "principio y la estructura" del impuesto pero sin armonizar los tipos impositivos, que continuarán siendo de la competencia exclusiva de los Estados miembros, en el caso de España de las comunidades autónomas. La propuesta de la Comisión necesitará después ser aprobada por unanimidad por los Veinticinco para entrar en vigor.

Entre los argumentos de Bruselas para defender la supresión del Impuesto de Matriculación, destaca la necesidad de mejorar el funcionamiento del mercado interior eliminando las trabas fiscales a la venta de turismos entre Estados miembros.

Actualmente, el comprador debe pagar en la mayoría de los casos el Impuesto de Matriculación tanto del país de compra como del de residencia, aunque, paradójicamente, la normativa europea prohíbe esta doble imposición.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones