Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La UE propone que se prohíba el uso de baterías de cadmio en los vehículos eléctricos

Este elemento químico puede causar graves daños a la salud humana y al medio ambiente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 7 marzo de 2002

La Directiva sobre los vehículos al final de su vida útil, aprobada en 2000, incluye una prohibición general de los metales pesados y dispone que el plomo, el mercurio, el cadmio y el cromo hexavalente quedarán prohibidos a partir del 1 de julio de 2003, a menos que se establezca una exención. Estas exenciones sólo se permiten si es inevitable el uso de metales pesados en ciertas aplicaciones.

Esta normativa se basa en el principio de sustitución, es decir, que sólo se permiten las exenciones a la prohibición de los metales pesados si su uso en ciertas aplicaciones es inevitable. De ninguna manera pueden autorizarse exenciones cuando el uso de metales pesados sea evitable. Por lo tanto, la propuesta del Ejecutivo comunitario tiene como objetivo permitir exenciones sólo cuando sea necesario debido a la falta de sustitutos.

El cadmio, un metal pesado no esencial para la vida de plantas y animales, es contaminante debido a sus efectos negativos en la salud humana (causa daños en los riñones) y en el medio ambiente, ya que se acumula fácilmente en muchos organismos, especialmente en microorganismos y moluscos.

Las alternativas que actualmente existen en el mercado a las baterías de cadmio son las de níquel metalhidruro, y más a largo plazo también se dispondrán de baterías de iones de litio.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones