Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La Universidad de Málaga desarrolla un protocolo para evaluar el impacto del ocio sobre los espacios protegidos

La experiencia piloto del proyecto se ha llevado a cabo en los senderos del Parque Natural de la Sierra de las Nieves

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 26 junio de 2010
Un grupo de investigadores de la Universidad de Málaga (UMA), dirigido por la profesora María Luisa Gómez, trabaja en el desarrollo de un protocolo basado en los Sistemas de Información Geográfica (SIG) para evaluar el impacto de actividades de ocio sobre los espacios naturales bajo protección. La experiencia piloto del proyecto "Desarrollo metodológico sobre la evaluación de la capacidad para usos recreativos de los espacios protegidos" se ha llevado a cabo en los senderos del Parque Natural de la Sierra de las Nieves, en Málaga.

Durante este periodo, se estudiaron los datos de estacionalidad de los visitantes y la cantidad de carga (cuántos y en qué momento), la vegetación, las características paisajísticas técnicas (el valor de lo que ve el senderista), etc. Los primeros resultados del estudio revelan que, en la actualidad, la presencia de senderistas (cifrada en 10.000 visitantes anuales en los puntos de mayor afluencia) no repercute en una pérdida de biodiversidad.

De manera simultánea a estos trabajos se realizaron otros de corte socioeconómico. "A través de encuestas y entrevistas a los senderistas y a los agentes sociales de los municipios que integran el Parque Natural, hemos querido analizar la relación entre senderismo y tejido socioproductivo rural", explicó María Luisa Gómez.

De este modo, se ha obtenido el perfil del visitante a este espacio protegido: el senderista, que "se adentra en el parque pero su talante es absolutamente proteccionista", en general pocos y con un impacto bajo, y el visitante familiar, que "se concentra más cerca de los puntos de fácil acceso del Parque y que es por ello masivo". Sin embargo, no todo depende del número de visitantes, apreció Gómez. En ocasiones, por las características morfológicas de un área, por el tipo de fauna o flora, determinadas zonas se deberían recomendar como espacios libres de actividad o bien establecer mecanismos de visita que beneficien a todos, al entorno y al usuario.

El resultado de encuestas y entrevistas también pone de manifiesto que, si bien no hay conflicto entre "visitantes" y "visitados", sí hay un desencuentro en torno a las posibilidades económicas que la existencia del Parque Natural supone, indicó la investigadora de la UMA. Mientras parte de los visitantes afirmaron que no pueden adquirir productos típicos de la zona (fundamentalmente alimentarios) porque los establecimientos están cerrados cuando acaban sus itinerarios, "la opinión de que el Parque Natural no reporta beneficios económicos a los municipios es frecuente entre sus habitantes".

Con todos estos elementos, se ha podido hacer una descripción integral de la situación del Parque Natural Sierra de las Nieves y su capacidad, que servirá a los responsables públicos "para gestionar de una manera más eficiente y beneficiosa las posibilidades que ofrece un espacio protegido sin perderlo", afirmó Gómez.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones