Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La UPA estima que la ola de calor provocará pérdidas de 800 millones en el campo

Castilla y León y Castilla-La Mancha aparecen como las comunidades más perjudicadas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 10 agosto de 2003
La fuerte ola de calor que sufre la Península Ibérica este verano tendrá graves consecuencias para el campo español. Según un informe elaborado por la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), las pérdidas del sector alcanzarán los 800 millones de euros.

Al contrario de lo que podría parecer a primera vista, Andalucía no es en esta ocasión la Comunidad más afectada, ya que en esta zona los agricultores están más acostumbrados a sufrir elevadas temperaturas por lo que en junio, mes en el que hubo también mucho calor, tenían menos productos agrícolas en el campo. En la otra cara de la moneda, Castilla y León y Castilla-La Mancha sí se han visto más afectadas ya que son las más tardías en la recogida del cereal, por ejemplo.

En general, los cultivos de secano son los más afectados ya que los de regadío siempre pueden recibir agua de riego suplementaria, cosa que repercute negativamente en los niveles de rentabilidad de las explotaciones. Este es el caso, por ejemplo, de la remolacha, que de regarse cada cuatro días pasa a regarse cada dos.

Los cereales han sido hasta el momento los más afectados por las elevadas temperaturas. Las buenas previsiones de cosecha de abril y mayo, que la situaban en 18 millones de toneladas, se han quedado mermadas ahora en 4 millones, cantidad que tiene un valor de mercado de 480 millones de euros.

Las leguminosas de grano son otras de las grandes perjudicadas, ya que se prevé una reducción de la cosecha de un 60%, lo que en dinero supondrá unas pérdidas para los productores de 15 millones de euros.

La producción de vino también se verá recortada, ya que las previsiones iniciales de una producción de 41 millones de hectolitros se quedarán al final en 37 millones, lo que supone una reducción de un 10%. UPA no puede hacer una valoración económica de esta reducción, pues el precio final de la uva depende de muchos factores difíciles de calcular con tanta antelación. Las áreas de producción vitícola más afectadas son La Mancha, Jumilla y Extremadura.

En aceite, los resistentes olivos también se han visto afectados, ya que mientras en mayo los técnicos preveían una producción de aceite que rondaría el millón y medio de toneladas, ahora los pronósticos rebajan esa cifra hasta 1,350 millones de toneladas, lo que supondría una disminución de ingresos de 270 millones de euros.

También dentro del área de los cultivos de secano aparece dañado el girasol en Castilla y León y en Castilla-La Mancha, porque en Andalucía, una de las principales zonas productoras, ya se había recogido cuando llegaron las altas temperaturas. La merma de cosecha se cifra en 100.000 toneladas, equivalente a 26 millones de euros.

En cuanto a la ganadería, los técnicos de la Unión de Pequeños Agricultores aseguran que habrá pérdidas, aunque todavía es difícil cuantificarlas. La situación en este sector afecta a los pastos, pues al calor se le suma la ausencia de lluvias, lo que provocará una disminución de los pastos que tendrá que ser compensada con un aumento de piensos para la alimentación animal, con el correspondiente coste para los ganaderos.

Dentro de la ganadería, los productores observan que los animales, en general, tienen un nivel de mortandad mayor y ganan menos peso del habitual con el mismo nivel de alimentación. Los más afectados son los cerdos y los pollos, aunque de momento no hay cifras concretas de pérdidas.

Etiquetas:

calor campo pérdidas

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones