Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Las corrientes oceánicas se invirtieron hace 55 millones de años a causa del calentamiento del clima

El actual efecto invernadero podría acabar provocando la misma situación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 7 enero de 2006
Una fase del calentamiento climático ocurrido hace cerca de 55 millones de daños modificó radicalmente la circulación de las corrientes marinas, según un estudio publicado en la revista "Nature". Por efecto de este fenómeno, bautizado como Máximo Térmico del Paleoceno/Eoceno (PETM en inglés), la temperatura del planeta subió de cinco a ocho grados centígrados en muy poco tiempo y produjo una inversión de las corrientes profundas durante al menos varias decenas de miles de años.

Los científicos Flavia Nunes y Richard Norris, del Instituto Oceanográfico Scripps de la Universidad de California, en San Diego (EE.UU.), estudiaron la influencia del calentamiento climático en la transformación de las corrientes oceánicas profundas, que a su vez contribuyó a la subida de las temperaturas.

Estos expertos midieron los niveles de carbono 13 en las muestras extraídas, en 14 puntos de cuatro océanos, en las capas de sedimentos profundos anteriores, contemporáneos y posteriores al fenómeno PETM. El carbono 13 permitió medir la presencia de nutrimentos en las muestras: cuanto mayor es esa presencia, más profunda es la procedencia oceánica de la misma. Al final de una paciente reconstitución, Nunes y Norris descubrieron que el sistema de corrientes oceánicas había dado media vuelta por efecto del PETM, antes de volver a dar un nuevo giro de 180 grados.

Antes de este fenómeno, las corrientes profundas cambiaban de sentido en el hemisferio sur; pero durante unos 40.000 años cambiaron en el hemisferio norte y luego pasaron cerca de 100.000 años antes de que recobraran su circulación inicial.

La importante subida de las temperaturas "sólo" duró unos miles de años pero, según los científicos, el alcance de este calentamiento es bastante claro para que sirva de lección hoy. "Las emisiones contemporáneas de CO2 a la biosfera, como resultado del uso de energías fósiles (petróleo, gas, carbón) se parecen a las estimaciones de las emisiones durante el PETM", advierten los científicos. "El ejemplo del PETM muestra que el alza de las emisiones antrópicas (obra del hombre) puede tener un impacto prolongado no sólo en el clima mundial, sino también en la circulación en los océanos profundos", añaden.

En noviembre pasado, un estudio sugería ya que el calentamiento climático frenaba la circulación de la corriente del Golfo en el Atlántico, la que permite gozar a Europa de su clima templado. La razón evocada era el flujo de aguas frías del Atlántico norte, por el deshielo de glaciares y hielos marinos en Groenlandia, así como en el Ártico, debido al aumento de las precipitaciones que hacen crecer los ríos de Siberia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones