Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Las llamas cercan Orense y obligan a desalojar varias viviendas

Los municipios de la Costa de la Muerte comienzan a verse afectados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 11 agosto de 2006
La pasada madrugada ha sido dramática en la ciudad de Orense. La cercanía de un incendio forestal obligó a desalojar varias viviendas de la periferia de la capital. El número de incendios en la comunidad asciende en estos momentos a 123, 86 de ellos sin controlar, según los últimos datos de la Consejería de Medio Rural.

Este mediodía se contabilizaban un total de 31 incendios activos en la provincia coruñesa y 10 controlados, mientras que en Pontevedra había 47 activos y nueve controlados.

En Orense hay cuatro focos activos y nueve bajo control. Por su parte, Lugo, que hasta hace unas horas no presentaba ningún incendio activo, ahora registra dos y ocho controlados.

Los más difíciles de extinguir están siendo los de Oia (Pontevedra) y Palas de Rei (Lugo), así como los de los municipios coruñeses de Rianxo, Cee y Camariñas, estos dos últimos en la Costa de la Muerte, zona que hasta ahora se había librado de las llamas.

"Operación Bruxa"

Los efectivos en la lucha contra las llamas se han incrementado con la puesta en marcha de la "Operación Bruxa" por parte de las Fuerzas Armadas. Este operativo cuenta con más de 1.200 efectivos de los tres ejércitos.

Además, hoy está previsto que se incorpore a las tareas de extinción una Unidad de Ingenieros de elite del Ejército que se encargará de garantizar que los fuegos controlados queden completamente apagados.

Entre los países de la UE que colaboran en la extinción de los incendios están Portugal, con un equipo de 66 bomberos con 20 vehículos, y Francia e Italia, con sendos hidroaviones Canadair.

Marruecos, Alemania y la República Checa también han ofrecido a España recursos humanos y materiales, mientras que Andorra ha enviado siete bomberos, un camión con 3.000 litros de agua y una camioneta con tres motobombas.

Por su parte, cooperativas agrarias y ganaderos particulares han puesto a disposición de la Xunta más de 650 tractores para hacer cortafuegos y cisternas para abastecer motobombas y regar las zonas ya controladas para que las llamas no se reaviven.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones