Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Las lluvias podrían volver de forma generalizada en otoño

Se espera que entre finales de septiembre y principios de octubre se produzca una entrada de perturbaciones atlánticas con frentes lluviosos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 agosto de 2005
Mientras el centro de Europa se inunda, España todavía está a la espera de las ansiadas lluvias. Pero la situación tiene visos de cambiar. Las predicciones apuntan a que las precipitaciones podrían volver de forma generalizada en otoño. En agosto, sólo han aparecido en forma de tormentas aisladas, en algunos casos muy violentas, en puntos del litoral mediterráneo, que en ningún caso han servido para paliar la sequía.

Sin embargo, lo importante, según los meteorólogos, es que el mes de agosto se está mostrando más activo en lo que a la actividad atmosférica se refiere que en meses anteriores, con la llegada de un par de borrascas frías y el paso en las regiones más septentrionales de las colas de varios frentes, un síntoma que podría apuntar hacia una normalización climatológica en los próximos meses.

Las predicciones a medio plazo que elabora periódicamente el Instituto Nacional de Meteorología (INM) hablan ya de pequeños cambios en el tiempo de cara a la primera quincena de septiembre. En concreto, se espera que una perturbación atlántica alcance el norte de la Península en los primeros días del mes, que dejará lluvias débiles en estas regiones y algunas tormentas en el norte del Mediterráneo. En principio no se esperan lluvias de importancia en el resto de España.

Esta mayor actividad en la circulación atmosférica es "una puerta abierta a la esperanza, ya que puede ser que entre finales de septiembre y principios de octubre se produzca una entrada de perturbaciones atlánticas con frentes lluviosos", asegura con prudencia Ángel Rivera, jefe del Área de Predicción del INM.

Respecto a la temida "gota fría", todavía no se puede avanzar si este año se producirá."Para que se dé este fenómeno tienen que converger varios factores. En este momento, el Mediterráneo está más caliente que de costumbre, pero no es posible decir si vendrá una masa de aire frío que desencadene las lluvias torrenciales", señala Carmen Rus, subdirectora del INM. Las altas temperaturas del mar "elevan el riesgo de temporales mediterráneos, pero éstos no pueden predecirse hasta diez días antes de suceder, y hasta la fecha no hay ninguno previsto", añade Rivera.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones