Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Las restricciones en el abastecimiento de agua afectan a varias zonas de la geografía española

Dos millones de personas en Alicante y Murcia sufrirán cortes a partir del 1 de octubre de no autorizarse un trasvase desde el Tajo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 25 septiembre de 2005
Con la llegada del otoño las restricciones a las dotaciones de riego parecen no haber sido suficientes para garantizar el suministro urbano de algunas poblaciones. La mala situación de las reservas hídricas ha llevado a varios municipios a decretar cortes en el suministro y otros lo harán la próxima semana. La peor situación la vivían el pasado viernes los vecinos de las poblaciones de la Contraviesa y la costa oriental granadina, que suman más de 15.000 habitantes, y que sufren cortes en el suministro de agua de hasta 16 horas.

La explicación a esta decisión es que la balsa de la que se abastece esta zona está al 15% de su capacidad. Según dijo el gerente de la empresa que gestiona el abastecimiento en esta zona, esa cantidad "sólo asegura agua para dos semanas", por lo que "el margen de maniobra es escaso". Además de esta medida de racionalización, parte de la solución pasa por llegar a un acuerdo con los regantes del río Trevélez para que cedan parte de su agua a estos municipios.

Además, la Junta de Andalucía tiene ya preparado un decreto con medidas restrictivas del consumo de agua en el área metropolitana de Málaga y la Costa del Sol occidental, que se verá obligada a aplicar si no llueve pronto. La situación en Málaga "es grave y preocupante", según la describió la propia consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, con un nivel de agua embalsada inferior en un 10% a la media de los últimos cinco años.

Pero la mayor amenaza es a la que se enfrentan los 77 municipios de Alicante y Murcia que se abastecen de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, con una población de derecho que supera los dos millones de habitantes. Y es que a partir del próximo 1 de octubre se fijarán restricciones en el abastecimiento si el Consejo de Ministros no autoriza antes una transferencia hídrica de socorro desde el Tajo al Segura de 35,2 hectómetros cúbicos. Así lo confirmó ayer el delegado del Gobierno en la Mancomunidad, Antonio León, quien dijo que la autorización de este último trasvase de urgencia evitaría los cortes de agua en más de un millón de hogares situados en núcleos urbanos de la importancia de Alicante, Elche, Murcia o Cartagena. Esto para garantizar el abastecimiento, porque los regantes del Acueducto Tajo-Segura consideran que la cantidad mínima que habría que desembalsar para cubrir las necesidades de sus cultivos durante el primer trimestre del año hidrológico debiera ser de 76,5 hectómetros cúbicos.

Antonio León precisó que las medidas de ahorro establecidas durante el verano no han sido suficientes como para garantizar el agua con recursos propios, representados por las desaladoras de Aguamarga (Alicante) y San Pedro del Pinatar (Murcia), junto al propio caudal del río Taibilla. No obstante, el responsable de la Mancomunidad indicó que, con independencia de que sea autorizada la transferencia de agua del Tajo, las medidas restrictivas seguirán aplicándose al menos durante el primer tramo del año hidrológico 2005-2006 con el objetivo de lograr un ahorro en la zona del 5% de agua mediante la disminución de la presión en los grifos domésticos y el mantenimiento de la prohibición de los riegos en parques públicos, así como de los baldeos urbanos.

Según León, los cortes de agua han sido evitados durante el verano en las zonas litorales de Murcia gracias a la puesta en funcionamiento de la desaladora de San Pedro del Pinatar, que durante el trimestre estival ha dispensado tres hectómetros cúbicos al área del Mar Menor, donde en esas fechas se duplica la población por la presencia de veraneantes.

Por su parte, en Madrid se está a la espera de que la próxima semana se reúna el Consejo de Administración del Canal de Isabel II, que podría elevar el nivel de alerta por sequía a grado 1, ya que los pantanos se encuentran al 39% de su capacidad. Esto supondría la obligación de reducir el consumo de agua en un 9% mediante medidas que por ahora no supondrían restricciones de consumo doméstico.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones