Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Las urbanizaciones gallegas deberán contar con una franja de protección de incendios y un plan de prevención

La Xunta recuerda que ningún monte quemado puede ser recalificado para usos urbanísticos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 20 octubre de 2006
La Xunta de Galicia presentará antes de fin de mes en el Parlamento gallego la nueva Ley de Medidas Urgentes en materia de ordenación del territorio y litoral, que incorpora una serie de obligaciones para evitar el riesgo de incendios en zonas urbanizadas a menos de 400 metros del bosque. Estas medidas serán complementadas para los núcleos rurales por la Ley de Prevención de Incendios que está elaborando la Consejería de Medio Rural.

Esta nueva normativa establecerá que los propietarios de terrenos, urbanizaciones y edificaciones deberán crear una franja exterior de protección de 25 metros de ancho a su alrededor, libre de vegetación seca y con masa arbórea aclarada. Esta obligación también se hará extensible a los terrenos de parcelas no edificadas.

En el caso de los terrenos situados en esta franja de protección y que no pertenecen a los propietarios de las urbanizaciones o edificaciones, se establecerá una servidumbre forzosa con derecho a indemnización, con el fin de garantizar el acceso y efectuar los trabajos de limpieza necesarios para evitar el riesgo de incendio.

La nueva ley obligará además a los dueños de las urbanizaciones, bien a través de la comunidad de propietarios o de una entidad de conservación, a elaborar un plan de prevención y defensa contra los incendios que deberán presentar al ayuntamiento.

Especulación urbanística

Estas medidas fueron anunciadas ayer por el director de Urbanismo de la Xunta, Ramón Lueje, quien reconoció que entre las causas de los incendios forestales se encuentra la especulación urbanística. No obstante, aclaró que son más los fuegos que buscan un cambio de uso forestal a agrario.

En todo caso, Lueje recordó que, según la normativa vigente, está totalmente prohibido la urbanización de terrenos con masas arbóreas que hayan sufrido incendios. Por lo tanto, subrayó que ningún monte quemado puede ser recalificado para usos urbanísticos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones