Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los constructores piden un sello de calidad para la vivienda sostenible

Garantizaría que ha sido construida minimizando el impacto en el medio ambiente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 30 mayo de 2003
La falta de legislación y el desconocimiento de los consumidores son los principales factores que están impidiendo el despegue definitivo en España de la vivienda sostenible, aquella que se construye para reducir el consumo de energía y con el mínimo impacto medioambiental. Nuestro país se encuentra muy alejado de los niveles de naciones como Alemania y Holanda, que se sitúan a la cabeza en este tipo de construcciones.

Expertos del sector reunidos en Construmat, la feria internacional de la construcción que se está celebrando en Barcelona, pidieron ayer la creación de un sello de calidad medioambiental para este tipo de viviendas. De esta forma, señalaron, se garantizaría que en su construcción se ha minimizado el impacto en el medio ambiente. Este certificado ayudaría además a que el público conociera un poco más las ventajas y características de este tipo de casas.

Una de las objeciones que ponen los consumidores a la hora de adquirir una vivienda ecológica es su desorbitado precio. Bien es verdad que los costes de construcción de una vivienda eficiente son hasta un 10% superiores, pero los ahorros energéticos que conlleva para el usuario compensan el coste inicial, según los expertos.

En este sentido, el responsable de sostenibilidad de Construmat, Enric Aulí, dijo que la construcción en España se realiza de manera sistemática, con unos bajos costes y precios ajustados de materiales. "Se necesita un periodo de tiempo para cambiar el mercado", añadió. Para ponerlo en marcha, Paul Hyett, presidente del Instituto Británico de Arquitectura, pidió que los consumidores presionen a los promotores para que produzcan una mayor oferta.

En 2006 está previsto que entre en vigor una directiva europea que promueve el ahorro de energía en la construcción de edificios. En opinión de Aulí, esta normativa supondrá un impulso a la construcción de edificios sostenibles. "Tanto el Gobierno central como algunos autonómicos, preparan ya borradores sobre construcción sostenible para incentivarla", señaló.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones