Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los edificios españoles han incrementado en un 5% el consumo de energía desde el año 2000, según datos del proyecto ARFRISOL

Este sector ha pasado a representar el 34% del gasto total en energía, acercándose ya al 40% de la media europea

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 27 febrero de 2006
Los edificios en España han aumentado su consumo energético en un 5% desde 2000, según dijo la coordinadora del proyecto de Arquitectura Bioclimática y Frío Solar (PSE-ARFRISOL), la doctora en Física Rosario Heras, que aseguró que desde ese año el sector ha pasado de representar el 29% del gasto total en energía al 34% actual.

Esa tendencia de aumento de consumo energético de los edificios en España se está incrementando anualmente, señaló Heras, coordinadora de esta iniciativa de I+D liderada por el CIEMAT. El auge de los sistemas de aire condicionado en España en los últimos años ha disparado el consumo energético de los edificios, explicó. Ello causa "picos de gasto energético en verano" desconocidos hasta ahora, que están acercando los niveles de consumo de energía de los edificios españoles a la media de Europa, que es del 40%, añadió. En el centro y norte de Europa, el alto nivel de consumo eléctrico de los edificios está propiciado por las bajas temperaturas y el uso de la calefacción, pero en España la buena climatología suponía tradicionalmente un ahorro energético que ya no existe debido al aire acondicionado.

Este novedoso proyecto de arquitectura bioclimática, en fase de ejecución, permitirá disponer de datos en 2008 sobre el ahorro energético que supone la puesta en marcha de las iniciativas que se incluyen en el mismo, según explicó Heras. Los ensayos realizados con ordenador han demostrado que se podría ahorrar hasta el 90% de energía convencional en edificios de oficinas adaptados a las condiciones del medio y con el uso de energías alternativas como la solar. Ese ahorro alcanzaría incluso el 100% con la combinación de energía solar y biomasa, explicó la coordinadora de la iniciativa.

Según explicó la experta, no sólo se debe concienciar desde las escuelas de la necesidad de ahorrar energía, sino que los arquitectos deben garantizar que sus construcciones se adaptan a las condiciones climáticas del medio, para evitar derroches de energía. Heras recordó que el proyecto ARFRISOL consiste en el estudio del comportamiento energético de cinco edificios públicos bioclimáticos (de nueva planta o rehabilitados) y de las cantidades de reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones