Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los fuertes vientos afectan al tendido eléctrico y provocan cortes de luz en 100.000 hogares gallegos

La tormenta tropical "Gordon" ha obligado a cancelar varios vuelos entre Madrid y Galicia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 septiembre de 2006
El paso de la tormenta tropical "Gordon" por Galicia obligó hasta las 11:30 a cancelar ocho vuelos entre los aeropuertos de Madrid y los de A Coruña y Santiago de Compostela, así como otras dos rutas que partieron del aeropuerto de Barajas tuvieron que regresar, según AENA y las compañías aéreas.

Desde AENA explicaron que los aeropuertos gallegos operaron con normalidad a primera hora de la mañana, pero entre las 08:30 y las 09:30 de hoy se registraron fuertes rachas de viento que obligaron a regresar a Madrid a dos vuelos de Spanair e Iberia que se dirigían a A Coruña, con lo que las rutas de salida posteriores de esos aviones desde la ciudad gallega fueron anuladas. Además, fueron canceladas también otras dos salidas y otras dos llegadas de Iberia y Spanair entre Madrid y A Coruña; así como fue anulado un vuelo de Iberia a Santiago, con su correspondiente regreso.

Fuentes de las compañías aéreas indicaron que "siguen con atención los partes meteorológicos para conocer la posibilidad de operar vuelos desde Madrid a los aeropuertos gallegos" y aseguraron que los aviones que despegan de Barajas "salen con combustible de más en previsión de que tengan que regresar debido al mal tiempo".

Otros incidentes

La tormenta "Gordon" ha llegado "amainada" y "más tarde de lo previsto" a Galicia sin provocar incidentes graves, aunque sí derribó árboles y un cable eléctrico en la zona compostelana de Lavacolla, cerca de la Televisión de Galicia, lo que provocó un incendio esta mañana.

"Gordon" alcanzó la costa gallega a las 07:00 horas, con un retraso de entre tres y cuatro horas, con rachas superiores a los 100 kilómetros por hora en Sálvora, Ons e Islas Cíes (Pontevedra), y a los 120 en Corrubedo (A Coruña), zona de Ancares (Lugo) y Santa María de Oia (Pontevedra).

No obstante, ya se preveía que rachas de vientos de entre 110 a 220 kilómetros por hora se dejarían notar en la comunidad en las próximas horas. Ante esta situación, la Xunta decidió suspender las clases y parte de la flota pesquera permanece amarrada.

En cuanto a la lluvia, ésta comenzó en la zona atlántica y se desplazará hacia el este de la comunidad, por lo que a lo largo de la mañana caerá agua en torno a los 40 litros por metro cuadrado.

Caída de árboles

Los fuertes vientos han causado daños en el tendido eléctrico que afectan al suministro de 100.000 hogares que sufren cortes de luz y diversas averías. Según fuentes de Unión Fenosa, un total de 78 líneas del tendido eléctrico han resultado afectadas por la caída de árboles o por averías provocadas por las fuertes rachas de viento, que en algunos puntos han llegado a superar los 140 kilómetros por hora.

La provincia más afectada es la de A Coruña, de forma que los municipios que sufren mayores problemas en el suministro eléctrico son Betanzos, Malpica, Cee y Noia. Unión Fenosa ha dispuesto a 600 operarios que trabajan en el talado de árboles y en la reparación de las líneas para intentar restablecer la normalidad en el suministro eléctrico lo antes posible

La tormenta causó cuatro heridos leves en A Coruña en sendos sucesos y afectó a varias carreteras por la caída de árboles. Entre ellas, en la N-120 a su paso por Mondariz (Pontevedra), en la AC-550 de Muros a Cée (A Coruña), en la vía rápida entre Ribeira y Pobra do Caramiñal (A Coruña) o en la carretera vieja de la costa de Vigo a Baiona (Pontevedra).

También se retiraron una pancarta y una carpa derribadas por el viento en Nigrán (Pontevedra), contenedores y vallas en Cambados (Pontevedra), y en Aguiño (A Coruña) se produjo un corte de luz.

Inquietan las repercusiones del viento y la lluvia sobre los terrenos calcinados por la ola de incendios de este verano

En cuanto a la flota, la de las principales cofradías lucenses de Celeiro y Burela salieron a faenar esta madrugada, mientras que en la pontevedresa ría de Arosa la flota está amarrada, según fuentes de salvamento marítimo de Fisterra.

A la preocupación por la seguridad de las personas y el estado de la mar -podría haber olas de hasta ocho metros mar adentro, aunque en la costa gallega se espera mar muy gruesa con olas de cuatro metros-, Galicia se inquieta también por las repercusiones del viento y la lluvia sobre los terrenos calcinados por la ola de incendios de este verano. Los responsables de política forestal confían en que las barreras dispuestas para evitar la erosión y el deslave de cenizas antes de las precipitaciones otoñales aguanten los embates de la depresión tropical.

Hacia Gran Bretaña

"Gordon" unió fuerzas ayer con una borrasca atlántica, de las habituales en esta época del año. El efecto combinado de ambas se dejará sentir en buena parte de la Península durante varios días, probablemente hasta mañana, según el Instituto Nacional de Meteorología (INM). La masa ciclónica seguirá luego su camino hacia Gran Bretaña.

Además de Galicia, también están en situación de alerta los aeropuertos y las demás comunidades del Cantábrico, La Rioja, Navarra, Aragón, Madrid, Andalucía, Extremadura y ambas Castillas. En la cornisa cantábrica se esperan vientos superiores a los 100 kilómetros por hora. En las demás regiones, además de los fuertes vientos, se anuncian lluvias de entre 30 y 60 litros por metro cuadrado en 12 horas en Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones