Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los incendios destruyeron 127.000 hectáreas entre enero y agosto

El número de conatos fue menor que la media de los diez años anteriores, pero los grandes incendios fueron más del doble

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 septiembre de 2006
Según los últimos datos del Ministerio de Medio Ambiente, los incendios forestales han arrasado 126.904,7 hectáreas entre el 1 de enero y el 27 de agosto, de las que el 91,97%, 116.753 hectáreas, corresponden al noroeste peninsular: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y provincias de León y Zamora.

La superficie quemada en estos ocho meses es superior a la media del último decenio (96.528,4 hectáreas) y tan sólo inferior a la registrada los años 2005, en que ardieron 153.446,2 hectáreas, y a 2003 (130.939,7 hectáreas).

Desde enero, se registraron 8.583 conatos (de menos de una hectárea) y 4.393 incendios (de más de una hectárea), de los que 48 fueron superiores a las 500 hectáreas.

El número de conatos de incendios fue menor que la media de los diez años anteriores, pero los grandes incendios fueron más del doble del decenio (19).

Las 62.806,7 hectáreas arboladas quemadas hasta agosto son también más del doble de la media del decenio (30.704,4 hectáreas) y superan las 60.626 hectáreas de 2005, que es la mayor cantidad de los diez años últimos.

Las 60.548,7 hectáreas de matorral y monte abierto arrasadas son también superiores a la media del decenio (54.593,1 hectáreas), aunque inferiores a los datos de 2005 (82.318,1 hectáreas), 2000 (70.722,4 hectáreas), 1998 (63.972,2 hectáreas) y 1997 (67.833,4 hectáreas).

El resto de superficie quemada en este período de 2006 está formada por pastos y dehesas, 3.549,3 hectáreas, es decir un tercio de la media del decenio (11.230,9 hectáreas).

Por áreas geográficas, también el noroeste concentra la mayor proporción de fuegos, el 63,78%, y de superficie arbolada, el 86,59%. Las comunidades interiores (las no costeras, excepto las provincias de León y Zamora) representaron el 22,8% de los siniestros, el 0,9% de la superficie forestal y el 8,05% de la arbolada.

Según datos provisionales de la Xunta de Galicia, en los incendios ocurridos entre el 4 y el 14 de agosto ardieron 77.000 hectáreas. En Pontevedra y A Coruña hay municipios que han llegado a perder casi el 60% de toda su masa forestal.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones