Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los incendios se propagan por toda España y se cobran una nueva vida en Teruel

El conductor de una motobomba que trabajaba en el incendio declarado en Corbalán ha fallecido al precipitarse el vehículo por un barranco

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 23 julio de 2009
Cataluña, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra y Valencia están sufriendo una oleada de incendios forestales como no se recordaba desde hace una década. El intenso calor y el viento que azota algunas zonas de España estos días complican las tareas de extinción y anoche 18 focos continuaban activos en todas estas comunidades, de los que sólo cinco estaban bajo control.

Uno de los siniestros que se reactivó a lo largo de la tarde de ayer fue precisamente el desatado la noche del lunes en la localidad tarraconense de Horta de Sant Joan, en el parque natural de Els Ports, que costó la vida a cuatro bomberos atrapados por una olla de fuego. Las fuertes rachas de viento y las altas temperaturas, que llegaron a alcanzar los 38 grados, propagaron las llamas a nuevas zonas e incluso a otras ya calcinadas. Los bomberos, pese a estar desolados por la pérdida de sus compañeros, luchaban anoche contrarreloj para tratar de controlar el fuego en unas condiciones meteorológicas «terribles», según describió el consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura. El incendio ha quemado ya 1.100 hectáreas.

El incendio en Tarragona ha quemado 1.100 hectáreas

Una de las zonas más afectadas fue la serranía de Cuenca, donde varios incendios provocados arrasaron 500 hectáreas y pusieron en jaque a los equipos de extinción, que tuvieron que hacer frente a una complicada orografía para acceder a los focos. 350 adolescentes alojados en dos campamentos y un albergue fueron evacuados. El presidente castellano-manchego, José María Barreda, se mostró convencido de que el siniestro es obra de un «pirómano conocedor del monte».

Precisamente en Poyatos, uno de los focos más virulentos, el coordinador de los agentes medioambientales logró salvar la vida a un maquinista de una empresa de extinción, que había quedado atascado. Su heroico comportamiento le costó una intoxicación por inhalación de humo y tuvo que ser ingresado en el hospital.

Las llamas afectaron también a la línea del AVE entre Madrid y Barcelona, que fue cortada al tráfico de trenes al declararse dos incendios en sendos puntos de su recorrido: uno en el límite entre Guadalajara y Soria y el otro entre Calatayud y Ricla, en Zaragoza. Casi 3.700 pasajeros, con billete en alguno de los 16 trenes cuya circulación se vio suspendida o interrumpida, tuvieron que ser trasladados a sus destinos en autobús o avión.

En la zona noreste de la península continuaban activos dos focos declarados en pocas horas en el sur de Teruel, donde un millar de personas fueron desalojadas de sus hogares. Aragón sufre la mayor oleada de incendios desde 1994, año en el que ardieron unas 30.000 hectáreas en el Maestrazgo.

Máxima alerta por los peores incendios en Aragón desde 1994

En Navarra, a lo largo de la jornada se daba por extinguido el fuego declarado el martes en la localidad de Idocin. Pero casi al mismo tiempo se iniciaba otro incendio en una pajera de la zona de Larráyoz, en Pamplona, que se extendió a una zona cercana de monte bajo y arbolado. Ciudad Real, Guadalajara, Palencia, Soria o Alicante eran anoche otros puntos de la geografía española donde cientos de bomberos, agentes forestales y voluntarios luchaban sin descanso para controlar las llamas.

Una nueva víctima víctima

El conductor de una motobomba que trabajaba en la extinción del incendio declarado ayer miércoles en Corbalán (Teruel) ha fallecido al precipitarse el vehículo que conducía por un barranco desde un camino forestal. El suceso tuvo lugar en torno a las 11:30 horas, cuando el operario acababa de incorporarse a su turno en las tareas de extinción.

Según han informado fuentes del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Aragonés, la víctima es un hombre de 50 años, natural de Teruel, casado y con dos hijos. G.V.P. trabajaba para la Sociedad de Desarrollo Medioambiental de Aragón (Sodemasa) y contaba con una experiencia de cinco años en este tipo de siniestros.

Fueron los propios compañeros del fallecido los que alertaron del accidente, momento en el que se activó el dispositivo de evacuación, en el que intervinieron bomberos, los servicios sanitarios del 061 y el helicóptero medicalizado, cuyos profesionales certificaron la muerte del operario en el lugar de los hechos.

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, ha asegurado que la situación generada en la provincia de Teruel a causa de los incendios declarados ayer es "la más dramática en Aragón desde 1994", y por lo tanto, de "máxima alerta". Además, el consejero ha señalado que las previsiones son adversas debido a las condiciones meteorológicas.

Restablecido el servicio del AVE Madrid-Barcelona

El servicio del AVE Madrid-Barcelona quedó plenamente restablecido a las 11:50 horas, después de permanecer interrumpido desde ayer a petición de los servicios de extinción de incendios por dos fuegos cercanos a la línea a su paso por Medinaceli (Soria) y Ricla (Zaragoza).

La reanudación del servicio se produjo tras garantizar Protección Civil “las máximas condiciones de seguridad para la reanudación del tráfico ferroviario, y comprobarse que la infraestructura y sus sistemas de seguridad se encuentran completamente operativos”, según indicó Adif.

A primera hora de esta mañana se reanudó el tramo Zaragoza-Barcelona, y los demás recorridos fueron cubiertos por Renfe con un plan alternativo de transporte. Así, del total de 13.241 afectados, 10.796 pasajeros fueron trasladados en autobús y otros 2.445 en avión. Para ello, Renfe empleó 239 autobuses y vuelos de las compañías Iberia, Vueling y Air Europa.

El plan alternativo de Renfe estableció un sistema de autobuses entre la estación de Atocha y el aeropuerto de Barajas y entre la estación de Sants y el aeropuerto del Prat para facilitar el traslado de los viajeros afectados en avión. Los trayectos entre Zaragoza-Madrid, Logroño-Madrid y Pamplona-Madrid se realizaron en autobuses.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones