Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los últimos incidentes en Garoña demuestran la falta de seguridad de la central, según Greenpeace

La organización ecologista pide al Gobierno que no demore más su cierre definitivo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 2 mayo de 2009
Greenpeace, que considera que estos sucesos ponen de manifiesto una vez más la falta de seguridad de la planta.

El último incidente se registró el jueves 23 de abril, cuando un fallo en el generador principal obligó a parar la central. El 6 de abril se produjo otra parada no programada debido a un mal funcionamiento en una de las válvulas de alivio/seguridad de la nuclear, "un problema que viene de lejos y que nunca no ha sido resuelto satisfactoriamente", asegura Greenpeace.

A estos sucesos hay que sumar el ocurrido el 1 de abril, cuando Garoña procedía a arrancar tras la parada de recarga que hizo en marzo. Entonces se produjo la explosión de un transformador eléctrico de la central. "Este suceso se mantuvo en secreto por parte de Nuclenor (la propietaria de Garoña) y se conoció porque Greenpeace y Ecologistas en Acción informaron públicamente de ello unos días más tarde, gracias a las denuncias que les hicieron llegar los vecinos de la zona", explica la organización.

Cierre en julio

Ante este "cúmulo de fallos", Greenpeace pide al Gobierno que no demore por más tiempo la decisión de cerrar definitivamente la central burgalesa en julio de 2009, cuando acaba su permiso de explotación.

"No hay ningún motivo económico, ni energético, ni medioambiental ni social al que el Gobierno pueda agarrarse para incumplir su compromiso de cerrar inmediatamente y de forma definitiva la obsoleta y peligrosa central nuclear de Garoña", declaró Carlos Bravo, responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace.

"Está totalmente amortizada desde hace años", afirma la ONG, dado que "su escasa" producción eléctrica está "sobradamente compensada" por el incremento anual de la electricidad renovable. Además es una "instalación obsoleta" (fue inaugurada en 1971), aquejada de "graves problemas de seguridad" (problemas de agrietamiento por corrosión), y el "rechazo social" que genera es manifiesto.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto