Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Los vertidos de dióxido de carbono no serán indefinidamente eliminados por el ecosistema, según un estudio

Los procesos ecológicos que forman los llamados "pozos de carbono", que absorben este contaminante, tienden a disminuir en el tiempo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 8 noviembre de 2001
Mientras los políticos debaten en Marrakech sobre el cambio climático y el futuro del Protocolo de Kioto sobre emisiones contaminantes y calentamiento planetario, un estudio elaborado por expertos advierte que los vertidos de dióxido de carbono (CO2) no serán indefinidamente eliminados por el ecosistema. El informe que publica la revista Nature en su último número proporciona una nueva visión global sobre las fuentes de carbono terrestre y los pozos en los que es absorbido.

Los resultados de la investigación poseen importantes consecuencias para las negociaciones del Protocolo de Kioto, un documento que se ha topado con carencia de datos científicos sobre la fuerza y distribución de los llamados "pozos de carbono" y sobre cómo éstos varían de un año para otro.

En él se proporciona un amplio cuerpo de investigación para dibujar un panorama completo de la situación y el estado actual de los pozos de carbono en la tierra. El informe indica que los sumideros de carbono de hoy en día no pueden ser una esperanza de absorción indefinida de contaminación por carbono porque los procesos ecológicos que los conforman tienden a disminuir en el tiempo.

"Pese al papel que desempeñan en la absorción del exceso de dióxido de carbono, es posible que la red terrestre global de los pozos de carbono desaparezca totalmente en el futuro", señala el profesor David Schimel, investigador del Instituto Max Planck y uno de los autores del informe.

Este estudio ha sido realizado por un equipo de 30 especialistas de instituciones pertenecientes a EE UU, Canadá, Alemania, Francia, Suecia, Indonesia y Australia y dirigido por expertos del Instituto Max Planck de Biogeoquímica de Jena (Alemania).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones