Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Más de un centenar de países debatirán la inclusión de tres productos químicos en una lista de sustancias peligrosas

Se trata de dos pesticidas y de un compuesto utilizado en la industria que pueden dañar la salud o el medio ambiente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 23 octubre de 2008
amianto crisotilo) en una lista de sustancias peligrosas, informó la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Son ya 39 las sustancias peligrosas incluidas en la lista denominada de Consentimiento Fundamentado Previo (CFP), establecida por el Convenio de Rotterdam, un tratado internacional que pretende evitar que los productos químicos peligrosos dañen la salud humana y el medio ambiente. El proceso CFP facilita a los países en desarrollo poder decidir sobre los productos químicos que desean recibir y excluir los que no pueden manejar de forma segura. Los países exportadores tienen la responsabilidad de asegurar que ninguna partida abandona su territorio cuando el país importador ha decidido no aceptar el producto químico en cuestión.

La propuesta de incluir sustancias químicas en la lista CFP se basa en las recomendaciones de un comité técnico de expertos. Un requisito clave es que al menos dos países de dos regiones diferentes del mundo hayan prohibido o limitado severamente el uso de un determinado producto químico. "La importancia que da el convenio al comercio refleja la preocupación internacional sobre el impacto de los productos químicos y los pesticidas peligrosos en la salud humana y el medio ambiente", señaló Achim Steiner, responsable del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Sustancias a debate

Por lo que se refiere a los productos sobre los que se va a debatir, los compuestos de tributil estaño (TBT) son pesticidas usados en las pinturas antialgas en los cascos de los barcos y son tóxicos para los peces, moluscos y otros organismos acuáticos, mientras que el endosulfán es un pesticida muy utilizado en todo el mundo, particularmente en la producción de algodón. Su uso entraña riesgos para el medio ambiente y la salud humana, especialmente en los países en desarrollo. Por su parte, el amianto crisotilo (también conocido como amianto serpentina o amianto blanco) es el tipo de amianto más utilizado y supone el 94% de la producción mundial. La sustancia, relacionada con varios tipos de cáncer, se usa mucho en los materiales de construcción, como el cemento, tuberías y planchas, y en la fabricación de productos de fricción, juntas y papel.

"En el décimo aniversario de la adopción del convenio, es crucial que garanticemos que continúa siendo un instrumento relevante y eficaz en permitir a las partes proteger la salud humana y el medio ambiente, al tiempo que se adecua a las necesidades del desarrollo humano", destacó el director general adjunto de la FAO para Agricultura y Protección del Consumidor, Modibo T. Traoré.

Actualmente se encuentran disponibles en el mercado alrededor de 70.000 productos químicos diferentes y cada año se introducen cerca de 1.500 nuevos. Ello supone un reto significativo para los organismos responsables de controlar y manejar estas sustancias potencialmente peligrosas. Y es que numerosos plaguicidas que han sido prohibidos o severamente restringidos en los países industrializados siguen comercializándose y utilizándose en los países en desarrollo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones