Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Medio Ambiente reconoce que la situación de las cuencas del Segura, Júcar y Guadalquivir es “muy preocupante”

Dice que se hará todo lo posible para evitar restricciones al consumo doméstico de agua

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 25 enero de 2006
La falta de agua se agudiza en la mitad sur peninsular. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, reconoció ayer que la situación es "muy preocupante" en las cuencas del Segura, Júcar y Guadalquivir y en la cabecera del Tajo.

La reserva hidráulica se sitúa esta semana al 47,4% de su capacidad total, un 0,2% más que hace siete días. "Las lluvias no inciden por igual en todo el territorio" y la situación "es muy severa y preocupante en las cuencas del Segura, Júcar, Guadalquivir y cabecera del Tajo", dijo la ministra tras entregar 11 Diplomas de Reserva de la Biosfera a otras tantas zonas del país.

Además, "ante la escasez de lluvias en la cabecera del Tajo, no es posible tomar decisiones sobre trasvases al Segura", apuntó la ministra, quien aseguró que se tomarán nuevas medidas para evitar el desabastecimiento a poblaciones. "Se hará todo lo posible para evitar restricciones", recalcó.

Por otro lado, Narbona indicó que el proyecto de desaladora que se encuentra más avanzado es el de la planta de Torrevieja (Alicante), cuya "declaración de impacto ambiental está finalizándose". Esta desaladora producirá 80 hectómetros cúbicos de agua al año, de los cuales 60 irán a regadío y el resto servirán para abastecer a las poblaciones de los Canales del Taibilla.

Restricciones en abril

El director general del Agua, Jaime Palop, fue más claro que Narbona y habló de "restricciones" en el abastecimiento en amplias zonas del país si en los próximos tres meses no llueve, ya que lo que va de año hidrológico (que empezó en octubre) está resultando "catastrófico".

"Los acuíferos están ya exhaustos y los ríos ya no llevan agua", dijo Palop. "Tememos que puede haber problemas para garantizar el abastecimiento", añadió. Todo dependerá de las precipitaciones que se registren en febrero, marzo y abril. "Si llueve, casi seguro que se podrán garantizar los abastecimientos, pero en agricultura hay zonas que ya no se recuperan".

Palop avanzó que las cuencas del Júcar, Segura, Guadalquivir y Tajo, para la zona de Cáceres, preparan un plan de actuaciones de emergencia en caso de que la situación empeore, en el que la principal prioridad es el abastecimiento a poblaciones, la protección del medio ambiente en segundo lugar y, tercero, la agricultura.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones