Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Nace un pollo de quebrantahuesos pirenaico incubado de forma artificial durante 43 días

La cría se encuentra estable y responde bien a la alimentación y a los cuidados que recibe

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 12 febrero de 2003
Un pollo de quebrantahuesos pirenaico nació ayer tras ser incubado artificialmente durante 43 días por iniciativa del Gobierno de Aragón, dentro del Plan de Recuperación de esta especie. La cría se encuentra estable y responde bien a la alimentación y a los cuidados que recibe, según explicaron esta mañana el consejero autonómico de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y el responsable de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena.

El ejemplar, bautizado por los técnicos como "Esperanza", pesó 155 g al nacer y mide 15 centímetros con las alas abiertas, aunque en los próximos meses alcanzará los cinco kilogramos de peso y una anchura de 2,5 metros.

El proceso comenzó el pasado mes de diciembre de 2002, cuando técnicos de la Dirección General del Medio Natural, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y del Grupo de Rescate en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil, así como personal de la Fundación, rescataron dos huevos de un nido "que estaba en muy malas condiciones y se ubicaba junto a una pista forestal muy transitada y que une dos localidades" del Pirineo aragonés, señaló Báguena.

Posteriormente, ambos huevos fueron incubados artificialmente y su evolución fue controlada por especialistas las 24 horas del día. Uno de los pollos no pudo salir del huevo y nacer a consecuencia "de problemas en su estructura fisiológica", mientras que "Esperanza" sí lo hizo.

El próximo sábado, "Esperanza" viajará a Viena (Austria), donde se encuentra un centro dedicado a la recuperación de esta especie. Allí se encargará de su crianza, durante cerca de tres meses, una madre nodriza. Si evoluciona favorablemente, el pollo volverá a Aragón el próximo mes de mayo, para abandonar la cautividad en junio.

Boné resaltó lo "difícil" que es conservar esta especie, puesto que sólo hay quebrantahuesos pirenaicos libres en los Alpes y en el Pirineo aragonés, dentro de Europa, así como en algunas zonas de Asia.

El nacimiento de este pollo es el tercero de estas características desde la puesta en marcha de los Programas de Recuperación del Quebrantahuesos en Aragón. Ya en 1995, fue el pollo "Silvano" y más tarde, en 1999, nació "Ramiro" de una situación similar, en la que la puesta natural presentaba una situación inviable.

Una vez ha nacido el pollo se prepara a dos ejemplares adultos, macho y hembra, con un señuelo que simula un huevo, tras lo cual se produce la adopción. Durante un periodo de tiempo, el pollo permanece en cautividad junto con ambos ejemplares adultos y, finalmente, es puesto en libertad en una zona, como el Pirineo, que le permita evolucionar y reproducirse.

El programa de Conservación del Quebrantahuesos ha dado resultados muy positivos, con una tendencia ascendente en el número de ejemplares. La población en el Pirineo aragonés alcanza ya las 56 parejas y en el resto de la cordillera pirenaica asciende a cerca de 103.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones