Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Nuevo marco para la gestión eficaz de las Áreas Marinas Protegidas

Existen muchas deficiencias debido a los vacíos legales y a la falta de información científica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 19 abril de 2009
Áreas Marinas Protegidas (AMP). Tras ser aplicado en tres zonas marinas, el modelo ha revelado la existencia de muchas deficiencias debido a los vacíos legales y a la falta de información científica.

Este estudio identifica, define y debate las variables ecológicas y socioeconómicas para constituir indicadores que evalúan la eficacia de las AMP. El nuevo marco surge como una respuesta para conservar y restaurar la pesca y la biodiversidad marina, ya que a día de hoy menos del 10% de estas áreas cumple los objetivos. "Este nuevo modelo, que es una ampliación del anterior, asume que las actividades humanas ejercen una presión sobre la naturaleza y producen cambios a los que la sociedad responde con actuaciones sobre el medio ambiente y económicas", explicó al Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) Celia Ojeda, autora principal e investigadora del Departamento de Ciencias del Mar y Biología Aplicada de la Universidad de Alicante.

Para comprobar si las medidas de gestión utilizadas en estas áreas protegidas muestran los resultados deseados, los científicos han establecido las relaciones causa-efecto entre los componentes del modelo. "Si se establece un AMP donde se permite pescar con caña en todas sus zonas, pero la biomasa de las especies objetivo está disminuyendo, está claro que la primera medida de gestión no funciona, y habría que cambiarla, por ejemplo, limitando las zonas o estableciendo una veda", apuntó Ojeda a modo de ejemplo.

149 variables

El marco conceptual desarrollado revela que el sector pesquero tiene que regularse y establecer una normativa para estas zonas. A esto se añade el aumento de buceadores, turistas y barcos recreativos atraídos por las características de las AMP y que también "deben regularse para conservar el entorno", añadió la investigadora. Para definir los indicadores ecológicos, pesqueros y sociales los investigadores aplicaron el modelo a tres AMP de Alicante: Tabarca, El cabo de San Antonio y Sierra Helada, e islotes de Benidorm.

Los investigadores obtuvieron 149 variables a partir de los componentes de la pesca y del turismo. Medir la efectividad de un AMP será más eficaz si, por ejemplo, se utilizan como indicadores el número de barcos pesqueros, el número diario de visitantes, la cantidad de materia orgánica vertida al mar por los barcos recreativos, el número de toneladas arrojadas al mar, la cantidad de especies clave, el número de las categorías tróficas afectadas, los cambios en la calidad del agua, el presupuesto total invertido por los gobiernos en las áreas, o el número anual de proyectos de investigación, entre otros.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones