Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Oceana calcula que cada año se capturan accidentalmente unas 20.000 tortugas marinas en el Mediterráneo

Se estima que el 30% de estos ejemplares muere tras ser liberadas debido a las heridas provocadas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 27 abril de 2006
Con motivo de la presentación de los resultados del informe "Amenazas y soluciones para la supervivencia de las tortugas marinas en el Mediterráneo", elaborado por la organización ecologista Oceana, su director para Europa, Xavier Pastor, afirmó que cada año se capturan accidentalmente en el mar Mediterráneo unas 20.000 tortugas marinas mediante el arte de pesca llamado palangre de superficie. "Un 30% mueren al ser liberadas por los pescadores, que no quieren capturarlas, por la gravedad de la herida que les causa el anzuelo", añadió.

Financiado por Obra Social Caja Madrid, este trabajo recoge unas primeras conclusiones sobre cómo reducir las capturas accidentales de tortugas marinas con el palangre, arte de pesca principalmente destinado a la captura del pez-espada. "El palangre puede modificarse, beneficiándonos a todos, al modificar la profundidad a la que cala el anzuelo, al cambiar la forma del mismo, así como al variar la hora de captura y el cebo utilizado", aseguró Pastor.

La profundidad de captura debe descender a unos 35-40 metros, "dónde no se encuentran tantas tortugas marinas y los peces-espada son de mayor tamaño, lo que soluciona un doble problema", indicó el miembro de Oceana, que propuso que la forma del anzuelo sea de "G", más redondeada que la utilizada habitualmente. Asimismo, aconsejó que el palangre se retire durante la noche y no a primera hora de la mañana, "cuando se alimentan las tortugas marinas". El informe también plantea el uso de cebo de pescado, en vez de calamar.

También hay que plantearse la posibilidad "de vedar pesca en determinadas zonas de mayor concentración de ejemplares", como la comprendida entre las Islas Baleares y el Mar de Alborán. Además, las pérdidas ocasionadas a los pescadores se tienen que compensar con subsidios de las administraciones públicas.

El estudio se realizó durante seis meses de 2005 gracias al acuerdo firmado con la Secretaría General de Pesca Marítima del Ministerio de Agricultura y la colaboración del Instituto Español de Oceanografía, que realiza un trabajo sobre pesca experimental. "Las conclusiones de este trabajo", anunció, "junto al informe elaborado por Oceana, permitirán determinar la cantidad de tortugas que se pueden salvar con la aplicación de estas medidas".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones