Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Preocupación entre los ecologistas por los recientes casos de envenenamiento de fauna

Buitres, alimoches y un oso han aparecido muertos por el uso de veneno en la Cordillera Cantábrica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 31 agosto de 2007
Varias organizaciones ecologistas han mostrado su preocupación por los episodios de envenenamiento que está padeciendo la fauna salvaje en la Cordillera Cantábrica. Según informa WWF/Adena, al reciente caso de cuatro buitres y dos alimoches envenenados en Picos de Europa, se suma la muerte este mes en una montaña palentina de un oso macho que, según los informes toxicológicos, fue envenenado con un potente insecticida agrícola llamado carbofurano. Con éste, son ya siete los osos que han aparecido envenenados en los últimos años en la Cordillera Cantábrica, seis de los cuales murieron.

WWF/Adena explica que los carbofuranos son derivados de los carbamatos, utilizados como plaguicidas de manera habitual y que se han convertido en los venenos más frecuentes en la Cordillera, a pesar de que la legislación vigente restringe su comercialización y regula de forma estricta su aplicación al estar incluidos en la categoría de "muy tóxicos".

Pese a todo, la organización ecologista afirma que existe una total libertad en la adquisición y utilización de forma ilegal de estos productos, por lo que, a su juicio, es necesario reforzar las medidas de control para evitar que circulen libremente por la Cordillera.

"La buena marcha de la población de oso pardo en la Cordillera Cantábrica, donde el año pasado se registró un nuevo récord en la presencia de osas con crías (18 osas paridas y 38 oseznos) no puede verse empañada por la presencia del veneno. No hay que olvidar que esta especie sigue en peligro de extinción, y que sucesos como los denunciados ponen en riesgo la deseada recuperación", advierten los ecologistas, que apuestan por la creación de patrullas especializadas en la investigación y persecución del uso de cebos envenenados.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones