Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Programa GAP

Auspiciado por Naciones Unidas, está consiguiendo reducir el impacto sobre el medio ambiente de los ciudadanos de varios países, entre ellos España

ImgImagen: Gabriel El Programa Global Action Plan (GAP) -Plan de Acción Global- se plantea mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos reduciendo su impacto sobre el Medio Ambiente, a través de acciones que se pueden realizar desde el hogar, el trabajo o la escuela.

Auspiciado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), este Plan se basa en un conjunto de acciones prácticas sobre distintas áreas, como la reducción del consumo de agua, energía y combustibles fósiles, lo que conlleva por ejemplo la disminución de las emisiones de CO2, principal causante del efecto invernadero.

Permite a los ciudadanos reducir en un 20% la producción de basuras domésticas, en un 15% el consumo de agua y energía y en un 10% la producción de CO2

Asimismo, el GAP mejora los hábitos de transporte, promoviendo el uso de la bicicleta y los transportes públicos frente al vehículo privado. Por otra parte, aumenta la conciencia de los consumidores a la hora de participar en otras acciones solidarias en favor del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Diversas investigaciones, como las elaboradas en la Universidad de Leiden (Holanda) han demostrado el éxito de las acciones promovidas y sus impactos, según los responsables del Programa. En este sentido, la correcta implantación de GAP permite a los ciudadanos reducir en un 20% la producción de basuras domésticas, en un 15% el consumo de agua y energía y en un 10% la producción de CO2.

En concreto, las acciones desarrolladas por los participantes que hasta ahora han implantado GAP en sus hogares pueden estimarse en la disminución de las emisiones de CO2 de cerca de 1.000 toneladas, en la reducción del consumo de agua en 25 millones de litros y un ahorro de energía equivalente a 2 millones de Kw/h. Desde un punto de vista estrictamente económico, la aplicación del Programa GAP supone el ahorro en cada hogar de un mínimo de 90 euros anuales.

En cuanto a la concienciación ciudadana tras la asunción del Programa, más de la mitad de los participantes rechaza el uso de bolsas de plástico en la compra, el 60% descubre los productos de agricultura ecológica y comercio justo, el 30% conoce y utiliza sistemas de uso eficiente de agua y energía para el hogar y el 20% incrementa el uso del transporte público.

Por países, las cifras también son significativas. Por ejemplo, el ahorro de agua se ha incrementado desde un 5% en Estados Unidos (EEUU) hasta el 18% en Reino Unido; mientras que las emisiones de CO2 han disminuido un 15% en Holanda, un 12% en EEUU y un 13% en España. Además, el uso de los contenedores separados para residuos ha crecido un 14% en Reino Unido, un 9% en EEUU y un 8% en Holanda, y el ahorro de energía doméstica ha aumentado entre un 10 y 15% en estos países.

La Asociación Plan de Acción Global para la Tierra es la responsable de desarrollar en Programa en España, donde se han desarrollado varios proyectos desde su comienzo. Algunos de los más importantes han sido llevados a cabo por la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco (IHOBE), el Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno Vasco, el Banco Central Hispano o el Ayuntamiento de Madrid. En este sentido, más de 20.000 participantes se han inscrito en el Programa sobre una población global a la que se ha dirigido de casi medio millón de hogares.

Cómo funciona GAP

En su versión de Internet, la implantación del Programa permite disminuir el consumo de recursos, mantener un contacto directo con el participante y visualizar los resultados en tiempo real.

Las actividades del Programa se llevan a cabo en tres áreas principales:

  • Municipios: Los ciudadanos son informados de los objetivos del Programa, y posteriormente se establece con ellos una fórmula de contacto y un plan de trabajo para llevar a cabo las acciones concretas. Por último, se recogen los resultados y se informa de ellos a los participantes, que reciben un Certificado de Naciones Unidas por su implicación.
  • Oficinas: En este caso, se actúa sobre cinco puntos concretos (Energía, Agua, Residuos, Política de Compras y Transporte). Cada entidad puede decidir trabajar sobre tantos puntos como considere conveniente. Muchas empresas usan GAP para reforzar su compromiso con sistemas de calidad medioambiental, como la Norma ISO 14001 o el Sistema Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría (EMAS).
  • Escuelas: Se pretende disminuir el impacto de las actividades escolares en aspectos relativos al consumo de agua y energía, la gestión de los residuos o el transporte escolar.

Origen y sede de GAP

El programa GAP comenzó a desarrollarse tras la Cumbre de Río de 1992 en Holanda y EEUU. Posteriormente, más de 18 países se han unido a esta propuesta. España, Gran Bretaña, Suecia o Polonia son algunos de los países europeos que participan en esta iniciativa, en la que ya han tomado parte más de 200.000 personas en todo el mundo.



La sede de la Secretaría Internacional está ubicada en Suecia, donde se coordinan los diferentes programas y se distribuyen entre los socios en cada país las nuevas metodologías empleadas. En cualquier caso, la organización de cada país es una entidad independiente que realiza los diseños y los mecanismos de cada campaña y se encarga además de obtener sus propios fondos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones