Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Prohíben a una empresa ballenera japonesa cazar cetáceos en la reserva marítima de la Antártida

Japón prevé cazar durante la campaña del verano austral 1.350 ballenas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 enero de 2008
El juez del Tribunal Federal de Australia ha prohibido a una empresa ballenera japonesa cazar cetáceos en la reserva marítima de la Antártida. James Allsop aceptó la demanda en este sentido interpuesta por un grupo ecologista, Humane Society International, en 2004 contra la compañía nipona Kyodo Senpaku Kaisha.

Imagen: CONSUMER EROSKI

La decisión del magistrado sienta un precedente que puede llevar al Gobierno australiano a tomar medidas más drásticas para evitar las actividades de los balleneros nipones en aguas del continente helado.

Sentencia

La compañía japonesa ha matado y herido unas 1.250 ballenas minke, nueve ballenas de aleta y un numero indeterminado de ballenas jorobadas en el santuario marítimo declarado por Australia en la Antártida. Esto supone, según la sentencia, una violación de la Ley de Conservación de la Biodiversidad y Protección del Medioambiente de Australia y, de no poner freno a su actividad, Kyodo Senpaku Kaisha seguirá esquilmando las poblaciones de cetáceos de la región, agregó el juez.

No obstante, el magistrado precisó que los autores del delito no pueden ser arrestados si no entran dentro del territorio australiano, por lo que es esencial que Camberra obtenga la jurisdicción sobre el santuario marino de la Antártida.

El fallo insta al Gobierno australiano a exigir a Japón que deje de cazar ballenas en la zona, pero el mandato sólo podrá ser aplicado si Australia asume las competencias legales sobre la reserva, creada en 2000 y todavía no reconocida por Tokio.

La sentencia podría sentar precedente e impedir a empresas japonesas continuar con esta práctica en aguas del continente helado

Stephen Smith, el ministro de Exteriores, se mostró cauto ante la sentencia y dijo que la decisión final corresponde al Fiscal General del Estado, Robert McClelland.

Caza "científica"

Japón tiene previsto cazar durante la campaña del presente verano austral 850 ballenas minke y 500 ballenas de aleta, bajo el pretexto de realizar estudios científicos. También pretendía capturar ballenas jorobadas, aunque finalmente decidió no hacerlo mientras se negocia la reforma de la Comisión Ballenera Internacional (CBI). Tokio siempre ha defendido su derecho a la pesca de cetáceos argumentando que el consumo de estos animales es parte de la cultura japonesa.

Desde 1986 hay vigente una moratoria, recientemente ratificada por la CBI, que prohíbe la caza de cetáceos con fines comerciales. Noruega es el único país del mundo que permite en la actualidad la caza comercial de ballenas -rompió la moratoria en 1993-, pero Japón e Islandia capturan más de 2.000 ejemplares cada año supuestamente con fines "científicos".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones