Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

“Es clave trabajar de la mano de nuestros proveedores para apoyarles en la reducción de sus huellas de carbono”

Cristina Rodríguez, responsable de Sostenibilidad del Grupo EROSKI

Imagen: Eroski Consumer

Medir, reducir y compensar las emisiones de gases de efecto invernadero es un desafío para cualquier empresa, pero más aún para una cadena de distribución como EROSKI, que vende más de 126.000 productos de 4.300 proveedores diferentes. EROSKI es la primera empresa de distribución alimentaria de ámbito estatal que se ha comprometido a alcanzar la neutralidad en carbono en el año 2050. Su responsable de sostenibilidad, Cristina Rodríguez, nos explica cómo están trabajando para conseguirlo.

¿Qué implicaciones tiene que una empresa de distribución sea neutra en carbono?

Supone que garantizamos la absorción de todas las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan en nuestras tiendas y plataformas, además de las que se emiten al producir y consumir los productos y servicios que comercializamos. Es decir, que retiramos de la naturaleza tantos gases como nosotros, nuestros proveedores y clientes generamos a causa de nuestra actividad. Esto implica que, en primer lugar, debemos reducir lo máximo posible nuestras emisiones directas e indirectas y, después, llevar a cabo proyectos, como la plantación de árboles, que permitan aumentar la cantidad de gases que la naturaleza absorbe.

¿Cómo calcula EROSKI sus emisiones?

Nuestra huella de carbono se compone de aquellas emisiones directas que generamos, por ejemplo, en la calefacción de las tiendas o en la refrigeración de los productos, además de las emisiones indirectas por la producción de la electricidad que consumimos, así como del resto de las emisiones indirectas que nuestra actividad genera: desde el combustible usado por los transportistas o los clientes y trabajadores al desplazarse, pasando por el agua consumida o el tratamiento de los residuos generados, hasta la producción de todos los productos que vendemos. La huella del alcance 1 y 2, y parte de la 3, es sencilla de calcular, ya que disponemos de los datos internos de consumos y, por tanto, simplemente hay que convertirlos a cuánto CO2 equivalente. Sin embargo, el cálculo del alcance 3 es más ambicioso, ya que en muchos casos son datos que no dispone la empresa. Para ello, existen ‘bibliotecas’ con huellas de carbono promedio de distintos tipos de productos, que permiten realizar una estimación de estas emisiones. Seguimos avanzando cada año en disponer de información más completa sobre nuestra huella fieles a nuestro compromiso de transparencia.

¿Qué medidas concretas ha implantado ya?

Desde 2017, en EROSKI hemos reducido en más de un 40 % las emisiones de alcance 1 y 2, así como las relativas a las actividades logísticas dentro del alcance 3, gracias a medidas de ecoeficiencia en tiendas y transporte. Hemos llevado a cabo también otras acciones sobre las emisiones indirectas, como reducir el consumo de papel ofreciendo el tique digital en nuestra app, o trabajar mano a mano con nuestros proveedores para que reduzcan el impacto de los productos que comercializamos. Para ello, potenciamos el consumo de proximidad a través de acuerdos con más de 2.400 pequeños proveedores locales y trabajamos para facilitar un consumo más sostenible incorporando certificaciones como MSC, Global G.A.P. o el sello ecológico en productos de nuestra marca propia.

¿Qué acciones espera llevar a cabo EROSKI en los próximos años?

Para reducir las emisiones del alcance 1 y 2, los departamentos implicados han establecido objetivos concretos que acometerán a corto y medio plazo: suministro de energía 100 % renovable, cambio completo a iluminación led, uso de refrigerantes menos contaminantes, renovación de la flota de vehículos… Respecto al alcance 3, continuaremos orientando nuestros procesos hacia un modelo de economía circular, minimizando el consumo de recursos, como papel o agua, y reutilizando y reciclando los residuos que generamos. Y, por supuesto, trabajaremos de la mano de nuestros proveedores para motivarles y apoyarles en la reducción de sus respectivas huellas de carbono. Además, compensaremos las emisiones que no nos sea posible reducir a 2050 contribuyendo en distintos proyectos de absorción de CO2, como programas de reforestación, entre otros.

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones