Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Repsol afirma que el vertido de crudo en la costa de Tarragona se debió a una válvula abierta por error

La compañía cifra el escape en 30.000 a 60.000 litros, mientras que la Subdelegación del Gobierno lo sitúa en 100.000 a 180.000 litros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 24 diciembre de 2010
El vertido de crudo del pasado miércoles en la plataforma Casablanca (Tarragona) se debió a una válvula que debía estar cerrada y que, por un error humano, estaba abierta, según indicaron fuentes de Repsol, que cifraron el volumen del escape entre 30 y 60 metros cúbicos -de 30.000 a 60.000 litros-. Sin embargo, los cálculos de la Subdelegación del Gobierno en Tarragona no son tan optimistas y los sitúan entre 100 y 180 metros cúbicos -de 100.000 a 180.000 litros-.

La válvula que por un "error humano" se quedó abierta se localiza antes de la tubería que envía el crudo desde la plataforma hasta la refinería, junto a la batería de medidores fiscales, por lo que al estar abierta una parte del petróleo fue a parar a un depósito y, al rebosar, llegó al mar. La producción diaria de la plataforma Casablanca es de 570 metros cúbicos por día y, en ese momento, los medidores daban una producción de 507 metros cúbicos, por lo que la cantidad máxima que pudo ir a parar al mar "fue fueron 63 metros cúbicos, que fueron menos porque la planta acababa de volver a la actividad y no estaba a pleno rendimiento", según fuentes de la compañía. "Calculamos que salieron entre 30 y 60 metros cúbicos de crudo", señalaron desde Repsol.

La Subdelegación del Gobierno destacó que la fuga se registró "en la planta, no en el pozo", donde las consecuencias hubieran sido peores. Durante todo el día de ayer, siete barcos -cuatro de Salvamento Marítimo y tres de Repsol- pasaron sobre la mancha para romperla y disolverla, de manera que sea más fácil que se degrade y evapore. "Los niveles de disolución son elevados por el trabajo de los barcos y por las características del crudo de la zona, muy volátil y poco denso", comentaron desde la Subdelegación, más tranquilos porque el crudo "no llegará a la costa". "De hecho, los barcos nos dicen que les cuesta encontrar trozos de crudo", apuntaron estas fuentes.

Repsol indicó que la mancha, que es ahora "más pequeña, está fragmentada y se aleja de la costa aún más". Llegó a ocupar 19 kilómetros cuadrados porque "la película es muy fina", lo que no quiere decir que "esa extensión esté llena de crudo, sino que hay partículas a lo largo de esa distancia", explicaron desde la petrolera. La previsión de Repsol es que los barcos trabajen previsiblemente todavía hoy, aunque todo dependerá de si finalmente pueden volar los helicópteros para hacer la fotografía de la situación.

Ante la intención de la Fiscalía de Tarragona de abrir una investigación de oficio por el vertido, fuentes de Repsol comentaron que "es lógico" que el Ministerio Público intente averiguar lo sucedido y recoja información al respecto. "Ya se verá qué pasará", añadieron estas fuentes. La Subdelegación del Gobierno ha abierto también un expediente informativo que, con probabilidad, no tendrá consecuencias de cara a la dirección general de Marina Mercante porque la actuación de Repsol "fue la correcta al avisar enseguida que se produjo el vertido". "Si hubo negligencia en el funcionamiento de la plataforma, ya será otro tema", expusieron desde la Subdelegación.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones