Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Un grupo de científicos utilizará un satélite para conocer los hábitos reproductores de los osos panda

La investigación servirá para descubrir por qué estos animales en peligro de extinción poseen tan poca actividad sexual

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 17 octubre de 2005
Es conocido que los osos panda tienen una pobre actividad sexual. No en vano, debido a ciertos desórdenes fisiológicos, el 78% de las hembras son incapaces de quedarse preñadas y el 90% de los machos son estériles. Con tan graves problemas para reproducirse, no es extraño que ya sólo queden poco más de 1.700 de estos animales, una especie en peligro de extinción que antes poblaba las montañas de Asia y que ahora sólo sobrevive en China.

Un grupo de investigadores de la Academia China de las Ciencias y de la Sociedad Zoológica de San Diego, en Estados Unidos, se ha propuesto estudiar los comportamientos sexuales del "Ailuropoda melanoleuca" o panda gigante para evitar su completa desaparición. El problema es que dicha especie es sumamente solitaria, por lo que sus individuos se aíslan durante temporadas enteras perdiéndose en los frondosos bosques de bambú de Shaanxi, Gansu y Sichuan, las tres provincias enclavadas en el corazón del coloso oriental donde habitan los 1.590 pandas que aún continúan en libertad o en espacios protegidos.

Teniendo en cuenta que resulta bastante difícil seguirlos por esas frías y húmedas montañas de entre 1.500 y 3.000 metros de altitud, los científicos van a recurrir a un satélite espacial para espiar a los osos panda y descubrir así sus hábitos reproductores. "Estos animales son inaccesibles durante largos periodos de tiempo, por lo que la observación tradicional no puede desvelar el misterio ecológico de dicha especie", explicó a la agencia estatal de noticias Xinhua Wei Fuwen, uno de los expertos del Instituto de Zoología de la Academia China de las Ciencias que participa en el proyecto.

Wei Fuwen anunció que se utilizarán el sistema de posicionamiento global (GPS) y otras modernas tecnologías que ayudarán "a rastrear los movimientos de los ejemplares estudiados en diferentes estaciones del año y a comprobar sus cambios de comportamiento dependiendo del entorno". Así, "podremos observar y analizar sus hábitos sexuales, lo que nos ayudará a impedir la definitiva extinción del oso panda".

Este programa, que costará 544.803 euros, se desarrollará durante los tres próximos años en la reserva natural de Foping, situada en la provincia de Shaanxi. Dicho centro es uno de los referentes en la investigación sobre el panda gigante, ya que desde hace dos años se vienen llevando a cabo numerosos estudios sobre la reproducción y el nacimiento de esta curiosa especie.

Etiquetas:

hábitos osos panda

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones