Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Un grupo de investigadores malagueños prepara un catálogo biológico de la Antártida

En el continente helado hay grandes densidades de individuos de determinadas especies

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 5 febrero de 2004
Un grupo de investigadores malagueños de la misión española en la Antártida intentará arrojar luz sobre la importancia biológica de esta región, la menos explorada del planeta, con la elaboración de un catálogo biológico de la zona.

José Enrique García Raso y Eugenia Manjón-Cabeza, investigadores del Departamento de Biología Animal de la Facultad de Biología de la Universidad de Málaga (UMA), son, junto al botánico Antonio Flores y la investigadora del Instituto Español de Oceanografía (IEO) Ana Ramos, los responsables de esta iniciativa.

En sucesivas partidas a bordo del buque oceanográfico "Hespérides" (ahora en reacondicionamiento) durante las primaveras australes de 1994 y 2002, estos expertos, a excepción de Ramos, visitaron la zona comprendida entre las islas Livingston, Decepción y adyacentes y el Mar de Bellinghausen, donde se ubican las bases científicas españolas desde hace ya 13 años.

El día a día austral de estos biólogos españoles se repartió entre la toma de muestras con la ayuda de dragas y artes de arrastre -en gran medida diseñados específicamente para estas campañas antárticas-, el análisis y observación de los fondos con la ayuda de robots submarinos, que permiten la obtención de imágenes, y los muestreos por inmersión con escafandra autónoma (empleando para ello pequeñas embarcaciones). Este contacto directo con los organismos y el medio sorprendió muy gratamente a los expedicionarios. "Se trata de un entorno completamente distinto de los que conocíamos hasta entonces, que no era poco. Un paraíso incorrupto y virgen", afirma García Raso.

Nueva perspectiva

El proyecto, que continúan ahora en los laboratorios de la UMA, ha aportado una nueva perspectiva de la hermética región: "La Antártida es una zona con una diversidad biológica más bien pobre, si se la compara con la de zonas de clima cálido, pero en la que hay grandes densidades de individuos de determinadas especies", indica el biólogo malagueño.

Por otro lado, los organismos que allí habitan son más delicados, por su aislamiento y por su propia biología (tasas de reproducción, crecimiento, etcétera), por lo que es fundamental "preservarlos del impacto de origen humano, pues su capacidad de recuperación sería menor y las consecuencias podrían llegar a ser desastrosas", asegura García Raso.

La aportación de los malagueños, que en la actualidad siguen trabajando en prospecciones marinas en Sudamérica y en el estudio de las montañas submarinas del Océano Atlántico, será de gran importancia en el conocimiento de la biodiversidad faunística de la zona.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones