Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Un informe advierte de la disminución en las poblaciones de lince ibérico, visón europeo y urogallo

La especie más amenazada es la del lince, con un 90% menos de ejemplares que en los años 80

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 diciembre de 2006
El informe "Sostenibilidad en España 2006" constata que los hábitats del lince ibérico (Lynx pardinus), el visón europeo (Mustela lutreola) y el urogallo (Tetrao urogallus) están desapareciendo de manera paulatina. Además, las poblaciones de las tres especies emblemáticas de la Península Ibérica han disminuido en más de un 50% entre los años 80 y 2005.

Todas estas especies sufrieron persecución directa hasta mediados del siglo pasado, pero con diferentes fines: el visón europeo fue perseguido por su piel, el lince como predador que afectaba a especies cinegéticas y el urogallo como trofeo. Esta pérdida provoca, entre otras consecuencias, que las poblaciones se separen y surjan problemas genéticos relacionados con la endogamia, señaló Luis Suárez, responsable de especies de WWF/Adena.

El porcentaje de ejemplares desaparecidos se eleva hasta el 90% en el caso del lince, lo que se debe principalmente a que los lugares en los que siempre ha vivido están desapareciendo, explicó Suárez, que citó como otros motivos la disminución de las poblaciones de conejo, enfermedades como la mixomatosis y la neumonía hemorrágica vírica. Además, el lince se ha visto afectado por muertes directas por atropello y el furtivismo. Esto ha provocado que el lince ibérico se haya convertido en el felino más amenazado, ya que "quedan menos de 200 ejemplares en el mundo y todos están en España", afirmó Suárez.

Por lo que se refiere al visón europeo, que habita en los ríos, la construcción de presas e infraestructuras hidráulicas es su principal amenaza. Asimismo, y según datos del Observatorio de la Sostenibilidad en España, 66 ejemplares murieron entre 1990 y 2003 a causa de atropellos.

El informe indica con relación al urogallo, una gallinácea que puede llegar al metro de longitud y a pesar cuatro kilogramos, que su hábitat disminuye por la construcción de estaciones de esquí y los cambios en el uso de la actividad ganadera, algo que afecta a la vegetación que le sirve de alimento. Asimismo, el cambio climático también le está afectando ya que las temperaturas se suavizan "y los pollos pueden nacer en meses sin alimento", explicó Suárez.

Con respecto a otras especies emblemáticas de España, como el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), el buitre negro (Aegypius monachus), el oso pardo (Ursus arctos), el lobo (Canis lupus), el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), la avutarda (Otis tarda) y la malvasía (Oxyura leucocephala), el informe señala un incremento en sus poblaciones, si bien permanecen en estado crítico. El aumento se debe a que la disminución del número de ejemplares había sido "muy drástica, pero llegará un momento en que toparán con una limitación de espacio", indicó el miembro de WWF/Adena.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones