Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Un plan mundial tratará de salvar el atún, amenazado por la sobrepesca

Se publicarán "listas negras" de barcos acusados de dedicarse a la pesca ilegal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 27 enero de 2007
Los cinco organismos internacionales encargados de regular la pesca del atún anunciaron ayer en el puerto de Kobe (oeste de Japón) la adopción del primer plan mundial para salvar esta especie amenazada por la sobrepesca. Sin embargo, la iniciativa, aprobada tras una conferencia internacional, no impone cuotas, como pedían los ecologistas.

El plan busca coordinar las políticas de estos cinco organismos, que representan a unos 60 países que deciden cada uno por su cuenta las cuotas de pesca, un sistema considerado ineficaz por las organizaciones ecologistas.

Además, prevé mejorar la coordinación de los cinco organismos en materia de control del comercio mundial de atún, mediante sistemas de etiquetaje y de información compartida. También prevé la publicación conjunta de "listas negras" de barcos acusados de dedicarse a la pesca ilegal.

En cambio, no se apuesta por la aplicación de un sistema mundial de cuotas de pesca, "ya que no era el objetivo de la reunión", explicó Katsuma Hanafusa, un responsable de la agencia de pesca japonesa.

Renovar la especie

Según los científicos, la pesca de atún es actualmente tres veces superior a lo que permitiría una renovación óptima de la especie. "El simple hecho de que las cinco organizaciones se hayan reunido ya es en sí un acontecimiento significativo", se felicitó el delegado de EE.UU. en la conferencia, David Balton.

Sin embargo, los ecologistas no ocultaban su decepción. "No ha sido desgraciadamente una semana histórica para el atún. La reunión no se cerró con acciones concretas", declaró Katherine Short, encargada de pesca de WWF. Los ecologistas estiman que solamente acciones drásticas e inmediatas, como una reducción del número de barcos de pesca autorizados en cada país -una cuestión no tratada en Kobe-, podrían impedir la desaparición del atún de los océanos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones