Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Una fuga de aceite obliga a parar de nuevo la central nuclear de Ascó

El incidente no ha tenido repercusiones ni riesgos para el personal, la población o el medio ambiente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 24 septiembre de 2008
El Grupo I de la central nuclear de Ascó (Tarragona) tuvo que ser desconectado ayer por una nueva avería, y ya van tres en las últimas semanas. En esta ocasión se trató de una fuga de aceite que no pudo ser reparada en marcha y que fue notificada al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El organismo regulador calificó preliminarmente el suceso como de nivel 0, sin repercusiones ni riesgos para el personal, la población o el medio ambiente.

La planta, propiedad de Endesa y gestionada por la Asociación Nuclear Ascó-Vandellós II (ANAV), registró una pérdida en la tubería de aceite de control de una válvula de vapor de la turbina. Esta tubería integra un circuito no relacionado con los sistemas de seguridad. Según informó ANAV, una vez desconectada la central de la red eléctrica, y realizados los trabajos de reparación y comprobación necesarios, la planta volverá a acoplarse a la red.

La central tarraconense está a la espera de conocer la cuantía de la sanción por la fuga de partículas radiactivas en noviembre pasado

Se trata del tercer suceso notificado por Ascó este mes, después de que el pasado día 6 se activara una alarma de radiación durante los trabajos preparatorios de una recarga. Días después, el 19, durante una inspección de las barreras de protección antiincendios en el edificio de control se detectó una pérdida en el sellado de penetración de conductos eléctricos.

La central tarraconense está a la espera de conocer la cuantía de la sanción que le impondrá el Ministerio de Industria, a instancias del CSN, por la fuga de partículas radiactivas en noviembre pasado, ocultada durante varios meses por sus responsables. El expediente del regulador incluye cuatro sanciones graves y dos leves.

Promesas incumplidas

Ante este nuevo incidente en Ascó, la organización ecologista Greenpeace ha recordado la promesa del ministro de Industria, Miguel Sebastián, de "no permitir ni un incidente (nuclear) más". Además, ha exigido el cumplimiento del compromiso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de establecer un calendario de cierre de las centrales nucleares españolas.

Greenpeace exige al Gobierno que cumpla su compromiso de establecer un calendario de cierre de las nucleares españolas

Greenpeace señala que desde las declaraciones de Sebastián, las nucleares que gestiona ANAV no solamente han generado cuatro nuevos incidentes, sino que sus propietarios "se han negado terminantemente a aumentar la inversión en seguridad, tal y como les había solicitado el CSN y el propio ministro. Es más, la laxitud con que ANAV parece manejar sus centrales nucleares hace que, a fecha de hoy, sólo una de las tres esté inyectando electricidad en la red".

Para Carlos Bravo, responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace, "esto demuestra que la tan cacareada seguridad de suministro eléctrico de las nucleares es una falacia". A su juicio, "lo único seguro es el funcionamiento peligroso de las centrales nucleares".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones