Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Una mancha de petróleo de un kilómetro amenaza con provocar un desastre ecológico en el Volga

La marea negra fue provocada por un petrolero que permanece en llamas desde el sábado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 1 septiembre de 2003
Una mancha de petróleo de un kilómetro de longitud fluía ayer por el río Volga, el más largo de Rusia, desde el petrolero "Victoria", que permanece en llamas desde la madrugada del sábado tras una explosión en su sala de máquinas. El incendio del buque, que transportaba 2.000 toneladas de combustible en el curso medio del Volga, provocó la muerte de al menos uno de sus tripulantes y amenaza con desatar una gran catástrofe ecológica. El fuego parece hacer remitido, pero todavía se desconoce cuál puede ser el impacto ecológico de la marea negra que avanza por el caudal.

Las llamas se desencadenaron cuando el buque estaba anclado en las proximidades de una factoría de hidrocarburos de la ciudad de Oktiabrsk, en la región de Samara. El incendio se inició en la sala de máquinas como consecuencia de una deflagración cuyo origen todavía se desconoce. Un marinero falleció en el acto y al menos dos bomberos sufrieron heridas de diversa consideración cuando participaban en las labores de extinción del fuego, según informó el departamento de Situaciones de Emergencia de Samara. Esta unidad ha movilizado a todos sus efectivos para tratar de frenar el avance de las llamas.

Durante la tarde del sábado, los tanques en los que estaba almacenado el petróleo sufrieron algunas grietas y empezaron a verter crudo al cauce del Volga, uno de los principales ejes de comunicación para el transporte fluvial del país. A pesar de que en varias ocasiones se informó oficialmente de que el siniestro había sido controlado, el fuego prendió en el combustible y se propagó una y otra vez. Los bomberos han tendido varias barreras artificiales en torno al "Victoria" (embarrancado ahora en el lecho del río) para evitar que la mancha de petróleo se expanda aún más.

De momento, han comenzado a recoger el crudo que ha quedado incrustado en las orillas del Volga para tratar de paliar los efectos de la previsible catástrofe ecológica en la zona afectada.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones