Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Una nueva directiva establece que en el año 2012 deberá recogerse el 25% de las pilas vendidas en la UE

En la actualidad sólo seis Estados miembros cuentan con planes de recogida de pilas y acumuladores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 mayo de 2006
Los Estados miembros deberán recoger en el año 2012 el 25% de las pilas vendidas en la Unión Europea, según la normativa sobre recogida y reciclaje de pilas usadas aprobada por la UE. Esta exigencia se elevará hasta el 45% en el año 2016.

Esta iniciativa, fruto de un acuerdo alcanzado el martes entre el Parlamento Europeo (PE) y el Consejo, pretende garantizar que las autoridades nacionales pongan en marcha planes de recogida y reciclaje de pilas y baterías para evitar su incineración. Y es que si estos materiales no son gestionados de forma correcta, los metales pesados que se encuentran entre sus componentes pueden causar problemas sanitarios y medioambientales.

Los planes de recogida de pilas y acumuladores sólo están vigentes en la actualidad en seis Estados miembros (Bélgica, Suecia, Austria, Alemania, Holanda y Francia), por lo que con la nueva legislación comunitaria se espera que estos programas se extiendan a los Veinticinco. Según esta norma, los fabricantes de estos materiales estarán obligados por las autoridades nacionales a poner en marcha programas de recolección y reciclaje de pilas y acumuladores. Asimismo, deberán incorporar en el etiquetado la capacidad y la duración de sus productos.

Según esta nueva directiva, se deberá recoger y reciclar antes de 2012 como mínimo el 25% de las pilas vendidas en los últimos tres años, mientras que en 2016 ese porcentaje tendrá que alcanzar 45%. Dos años después de la aplicación de la directiva, en 2008, los barrios dispondrán de puntos de recogida de pilas y baterías.

Una vez que la normativa sea efectiva en su totalidad, los fabricantes deberán hacerse cargo del 50% de las pilas vendidas que no contienen cadmio o plomo, un 75% de las baterías que tienen cadmio y un 65% de las que llevan plomo. El marco legal aprobado también prohíbe la venta de pilas y acumuladores que contengan más de 0.0005% de mercurio y un 0.002% de cadmio, excepto para aquellos productos que vayan destinados a emergencias, sistemas de alarmas, equipamiento médico y herramientas eléctricas inalámbricas.

En el mercado comunitario se ponen cada año a la venta unas 800.000 toneladas de pilas y baterías de coches, 190.000 toneladas y acumuladores industriales y 160.000 toneladas de pilas y acumuladores portátiles, los más empleados por los consumidores. "Ahora tenemos que empezar a poner en marcha las disposiciones de la nueva directiva sobre las pilas y los acumuladores. Si empezamos cuanto antes la recogida y el reciclaje de pilas y baterías, el medioambiente se beneficiará con rapidez", aseguró el comisario responsable de Medioambiente, Stavros Dimas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones