Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Unas 70 personas fallecen en Estados Unidos a causa de la ola de calor de la última semana

Las temperaturas rozaron los 50 grados centígrados en determinadas zonas del país

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 31 julio de 2005
Aunque queda el calor en algunos estados, la ola de temperaturas extremas parece despedirse de Estados Unidos tras haber sofocado el país durante más de una semana. De Oeste a Este, pocos han sido los estados que se han salvado de los termómetros en ascenso, una situación que ha dejado alrededor de setenta muertos. Es la cifra de fallecimientos en los que las autoridades han podido confirmar que el calor ha sido una causa determinante. El dato, sin embargo, podría ser incluso peor.

Las autoridades de un buen número de ciudades fueron emitiendo avisos de alerta para que la población tomara precauciones e incluso llamaron a la solidaridad para que los ciudadanos prestaran ayuda a los más vulnerables. Entre las ciudades que lanzaron altos niveles de alerta durante esta última semana se encontraban Washington, Filadelfia y Baltimore. En Nueva York, el alcalde Bloomberg también anunció la puesta en marcha de puntos de refresco, enclaves en los que los ciudadanos podrían remojarse.

Según los datos del Servicio Nacional de Meteorología, esta ola de calor, que comenzó en la zona oeste y que se extendió hasta llegar a los estados de la costa este, ha hecho que se hayan rozado los 50 grados centígrados en varias zonas del país. Es el caso del conocido como Valle de la Muerte, en California. Y entre esas áreas de sofoco extremo quedan también los áridos territorios de la frontera con México.

Pero no sólo en los parajes desérticos se han registrado máximos, también en otros lugares mucho menos acostumbrados. Washington llegó a marcar 33 grados a la sombra el pasado miércoles, una temperatura que se elevó hasta los 38 grados de sensación térmica debido a la intensa humedad ambiental.

En Nueva York, esa unión entre humedad y calor hizo que la sensación térmica llegara a superar los 40 grados esta última semana, en la que trescientos scouts tuvieron que ser atendidos por deshidratación e insolaciones, tras esperar la visita del presidente George W. Bush a un campamento de Virginia. Esperaron durante horas, pero al final el presidente no pudo llegar debido a las malas condiciones de vuelo por las tormentas.

En Nebraska, unas 1.200 reses perecieron también como consecuencia del calor sofocante, que ha disparado el consumo de electricidad en Estados Unidos. Hace varios días se contabilizaron 90.640 gigavatios/hora, un registro histórico que pulverizó el anterior récord de suministro de electricidad, que se había anotado el 3 de agosto de 2002.

Este fin de semana el tiempo da un respiro y parece cumplirse el anuncio realizado por el Servicio Nacional de Meteorología sobre la llegada de un frente frío desde Canadá hacia el sur. Eso ayuda a situar de nuevo el mercurio en niveles más habituales, aunque ahora se anuncia riesgo de fuertes tormentas.

Etiquetas:

calor ee.uu. ola

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones