Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Valencia estrena zoo en el que se recrearán varios espacios del continente africano

Gracias a la técnica "zoo-inmersión" se traslada a los visitantes al hábitat de los animales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 1 enero de 2008
El Bioparc de Valencia abrirá sus puertas al público en menos de un mes, para mostrar a los visitantes animales de más de 250 especies y enseñar la importancia de respetar sus hábitat y ecosistemas de origen. Este espacio, que reproducirá lugares como la sabana, el bosque ecuatorial y Madagascar.

El nuevo zoológico, situado en el Parque de Cabecera, donde antes se encontraba el zoo de Viveros, cuenta con unos 80.000 metros cuadrados en los que se pueden llegar a acoger a 4.000 animales.

El recorrido comienza en la Sabana africana, donde se podrán visualizar grupos de cebras, rinocerontes, antílopes, avestruces y jirafas que convive en perfecta armonía y que parece estar al alcance de la mano, debido a las prácticamente invisibles barreras de seguridad. A esta técnica, más conocida como "zoo-inmersión", consiste en trasladar a las personas al hábitat de los animales y no al contrario. Las barreras se han realizado utilizando vegetación, bloques de rocas, ríos y lagos que crean la sensación de que los animales se mezclan en un mismo espacio.

Junto a la Sabana, el Bioparc, gestionado por la empresa Rain Forest, recrea otros escenarios africanos como Madagascar o el área Ecuatorial, donde vivirán gorilas, lemures, hipopótamos, elefantes y leopardos, entre otras muchas especies. Además, esta prevista una reserva de suelo de 20.000 metros cuadrados en la que se crearán otros hábitat de Asia y América del Sur.

Muchos de los animales están aún escondidos y aclimatándose al recinto, un proceso "lento y complejo" que, según Brower, puede durar varias semanas, aunque algunos ya empiezan a acostumbrarse incluso a la presencia humana, al llevar cerca de un año recibiendo visitas controladas.

El director del zoo ha destacado que en un par de años, cuando la vegetación sea todo lo frondosa que debe ser, la inmersión en este espacio será "absoluta", ya que ocultará incluso las torres de viviendas que hoy pueden verse a ambos lados del antiguo cauce del Turia y del Parque de Cabecera.

La concienciación ciudadana sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente preocupa especialmente a los responsables de este recinto, quienes tratan de predicar con el ejemplo utilizando energía solar para el sistema de calefacción y reutilizando toda el agua que fluye por este parque.

El público podrá acceder al Bioparc a finales de enero, más de tres años después de que se colocara la primera piedra en octubre de 2004, aunque la zona del África Ecuatorial tendrá que esperar algo más para abrir al completo, pues le faltan aún algunos espacios por rematar.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones