Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Vandellós II arrancará de nuevo mañana entre las críticas de los ecologistas

Greenpeace dice que la central nuclear tarraconense presenta graves deficiencias de seguridad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 19 agosto de 2005
La central nuclear de Vandellós II (Tarragona) se conectará a la red mañana sábado por la noche tras estar parada más de cinco meses por un problema de corrosión en su sistema de aguas esenciales, el que refrigera el reactor. No obstante, en el plazo de tres años deberá cambiar las tuberías de este sistema. La puesta en marcha ha levantado ampollas entre las asociaciones ecologistas, que afirman que la central presenta graves deficiencias de seguridad.

Vandellós II detectó el 25 de agosto del año pasado un problema de corrosión en el sistema que refrigera el reactor y, tras estar parada dos días, volvió a la red hasta el 15 de marzo. En esa fecha, sus titulares (Endesa, con un 72%, e Iberdrola, 38%), decidieron adelantar la parada de recarga de combustible programada para cuatro días después debido a que se habían detectado nuevas fugas.

El incidente se calificó inicialmente con un nivel "0", es decir, sin trascendencia para la seguridad. En octubre pasó a ser un "1", y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) acabó otorgándole un "2" en mayo, el nivel más grave en las nucleares españolas desde 1992.

Las medidas adoptadas por los titulares, según el CSN, fueron "inadecuadas e insuficientes"; tomaron decisiones "erróneas", no declararon la condición de degradada y consideraron que las fugas no pondrían en peligro "la integridad" del sistema.

El Consejo envió a la central un condicionado donde detallaba las reparaciones y cambios para volver a arrancar. Dichas modificaciones concluyeron con éxito en junio y fueron constatadas por inspectores del CSN que, junto con el dictamen técnico del organismo, permite el arranque de la central "en condiciones de seguridad".

Criticas ecologistas

Los ecologistas, sin embargo, no están de acuerdo con la reanudación de la actividad de Vandellós II porque dicen que presenta graves deficiencias de seguridad. Greenpeace exige que se mantenga parada hasta que los sistemas afectados por el fenómeno de corrosión no hayan sido sustituidos por otros de nuevo diseño inmunes a ese problema.

Desde esta organización piden que se repita la clasificación del suceso teniendo en cuenta todos los sistemas, equipos y componentes de la central afectados, y no sólo el de aguas esenciales.

La degradación del sistema de protección contra incendios y otros nuevos tipos de defectos detectados durante la recarga, como la presencia de agua en el "liner" de contención, son algunos de los problemas que Greenpeace considera que se han de tomar en cuenta para valorar el suceso.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones