Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Cascos de motos

El uso del casco reduce un 30% la posibilidad de sufrir lesiones mortales tras un accidente de moto

Características de cada modelo y precios

El modelo más básico dentro del casco abierto, es el conocido como ‘quita multas o calimero’, sólo homologado para ciclomotores y con pocas garantías de seguridad. De hecho, según comenta Aitor Arriola, motorista y propietario de un establecimiento de venta de motos y complementos, “se dice que con el tiempo lo van a prohibir incluso para ciclomotores porque no es seguro, y cada vez se venden más integrales para este tipo de motos a pesar de no ser obligatorios”. Se pueden distinguir otros dos tipos de casco abierto en función de si lleva pantalla o no y de la superficie de cabeza que cubre; algunos son más largos que otros y cubren la nuca y las orejas, lo que aporta mayor seguridad. Los precios de los cascos abiertos, según los precios consultados en varios comercios, pueden oscilar desde los 20 euros hasta los 360 euros aproximadamente.

El casco modular es similar al integral, pero tiene la peculiaridad de que se puede abrir el mentón o parte delantera. Este modelo es el que suele usar la policía municipal que va en moto por la comodidad que supone no tener que quitarse el casco entero para hablar. Pilar Castillo, dueña de Motos Rubio Ruiz de Vitoria, explica cómo funcionan. “En los modulares se abate la parte de la morrera hacia arriba. Es un casco convertible porque se puede utilizar en ciudad con unas gafas de sol, y si se circula por carretera se cierra entero y ofrece mayor estabilidad. Aunque es seguro, al ser convertible nunca puede sustituir al integral en seguridad”, advierte.

Un casco modular que ofrezca unas mínimas garantías de seguridad puede costar desde 150 euros hasta más de 700 euros, tal y como señala Castillo. “Los venden más baratos, pero hay mucha chatarra y merece la pena gastarse un poco más. El problema es que están hechos de dos mecanismos y uno suele ser metálico y otro de plástico, que es más frágil en caso de accidente. Además tiene más vibraciones y ruido al circular. Por eso es importante comprar un modular digno. Este tipo de casco se vende más a personas mayores con un tipo de moto más clásica y tranquila, y que no va a correr mucho. Los más jóvenes no suelen usar este modelo”, dice.

El modelo más recomendable y seguro es el casco integral, que cubre toda la cabeza porque es entero, cerrado y con pantalla. Los motoristas cuentan con una gran variedad de cascos integrales, que suelen diferenciarse sobre todo en la calidad del material. “La forma es muy similar en todos los integrales, pero las composiciones varían mucho. El más barato es de plástico, un material que caduca y obliga a cambiarlo cada 4 ó 5 años. El mejor material es el de fibra de carbono, y aunque el material exterior no se deforma, los fabricantes también recomiendan cambiarlo con el paso de los años porque el acolchado interior de todos los cascos (caros y baratos) es de poliespan, material anti-vibración que va tomando holguras y se deforma”, comenta Pilar Castillo. Los precios varían tanto en función de la calidad de los materiales como de las marcas, y pueden oscilar entre los 40 y los 900 euros.

Por último, se encuentran los cascos de motocross, diseñados para usarse en el monte en condiciones extremas. “El casco de cross no lleva pantalla, tiene la zona de la barbilla adelantada y encima de la frente tiene un aletín o visera. Dependiendo de la calidad y de la marca cuestan desde 70 euros hasta 700 euros. Los cascos más potentes de cross suelen ser japoneses, aunque también hay algunos de gama alta de marcas españolas”, apunta Arriola. Para motoristas de trial existe un casco abierto con una visera más larga que la de los abiertos de ciudad y con mentón. “El de cross lleva visera para el sol, pero no tiene pantalla, por eso para usarlo por el monte deben comprar gafas especiales, porque existe más peligro de impactos de piedras”, aconseja Castillo.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones