Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Comprar y alquiler

Comprar un coche en el extranjero: los trámites a seguir

No es un proceso sencillo, pero el ahorro es considerable en el mercado de segunda mano

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 octubre de 2008
Img coche alemania Imagen: bryan

El momento de la compra

Si es importante revisar un coche cuando la compra se efectúa dentro de las fronteras de un país, lo es más si se hace fuera de ellas. A continuación se detallan algunas pautas:

  • Comprobar el estado del motor, de la dirección y de los frenos. De igual relevancia es certificar que el número de serie troquelado en el bastidor es el mismo que el que figura en la documentación del vehículo, que posteriormente se debe solicitar al vendedor.
  • Examinar los neumáticos y la suspensión, así como el interior del coche. Si tras la revisión el utilitario sigue interesando al comprador, es el momento de realizar una prueba de carretera en la que conduzca él mismo; y si no fuera posible, debe ejercer al menos de copiloto.
  • Antes de cerrar ningún acuerdo, hay que comprobar que el vehículo dispone de toda la documentación en regla. En primer lugar, debe haber pasado la ITV -el Control Technique– si el trayecto de vuelta se va a hacer en el propio vehículo. No es obligatorio si el coche se va a transportar en camión, pero es aconsejable pedirlo al comprador para despejar cualquier duda sobre el estado técnico del vehículo.
  • Otro de los documentos que el vendedor debería entregar es el Certificado de Conformidad –Certificate of Confirmity (COC)-; en él se hace constar si el vehículo cumple ciertas normas técnicas en materia de seguridad, ruido y emisiones de escape. El vendedor no está obligado ni a tenerlo ni a entregarlo al comprador. Su tramitación se realiza en el concesionario de la marca, suele tardar entre 3 y 6 días y puede llegar a costar 230 euros. Pero si el comprador no está dispuesto a demorar su estancia fuera de España, puede regresar sin este certificado ya que se puede reemplazar por la Ficha Técnica Reducida, que se tramita en las estaciones de la ITV.
  • El comprador tiene derecho a solicitar un duplicado del Libro de Mantenimiento. Está claro que será relativamente más fácil conseguirlo si la compra se cierra en un concesionario que si se trata con un particular. Es en este momento cuando suelen rondar temores sobre si el kilometraje del coche ha sido trucado o no, por ello se puede pedir que el número de kilómetros se apunte en el libro de mantenimiento como garantía para el comprador (desde el año 2005, manipular los contadores de los coches es un delito tipificado en la legislación alemana).

Imprescindibles: factura o contrato de compraventa

/imgs/2007/08/coches01d.jpgEs obligatorio regresar con uno de estos dos documentos; que sea uno u otro dependerá de la parte vendedora. Esto es, si el acuerdo se cierra con un concesionario o un establecimiento de compraventa el comprador recibirá una factura en la que aparecerán sus datos, los del vendedor, y los relativos al coche, incluyendo el precio de la compra. Al emitir una factura, se debe comprobar que ésta está gravada con el 19% de IVA.

Si por el contrario, el vehículo se compra a un particular, éste no puede emitir factura alguna ya que no tiene número fiscal y tampoco cobrará el IVA. Eso sí, una vez de vuelta en España el comprador deberá abonar el Impuesto de Transacciones entre Particulares que supone el 4% del valor de compra. Los datos que deben constar en el contrato son los mismos que los de una factura. Pero hay que recordar que cuando el comprador inicie los trámites para matricular el vehículo en España, deberá presentar una traducción jurada del documento, realizada por un traductor colegiado.

Es obligatorio regresar a España con factura o contrato de compraventa entre particulares

Una de las dudas que se tiene cuando se decide importar un vehículo desde Alemania es saber qué sucederá con la garantía del coche. Atendiendo a la Directiva 1999/44/CE, todo vendedor profesional alemán está obligado a otorgar a su cliente una garantía mecánica de un año de duración. Así, los concesionarios oficiales la ofrecen a través de su propia red en toda Europa. Por su parte, los compraventas suelen suscribir una póliza de garantía mecánica que funciona de forma similar a un seguro de accidente, y cuyo ámbito de protección es internacional. Por último, si la compra se cierra a través de un particular, éste no tiene obligación alguna de extender garantías sobre el vehículo.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones