Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Convalidar un carné de conducir extranjero

Las autoescuelas alertan del peligro de canjear un permiso que no cumple la normativa vial europea

Pese a que la obtención del carné de conducir y el propio modelo de conducción presentan diferencias relevantes entre unos países y otros, España cuenta en la actualidad con un sistema de convalidación de licencias que permite a los extranjeros que lo soliciten manejar sus vehículos por las carreteras nacionales. En el caso de los permisos expedidos en la Unión Europea, el canje resulta automático para aquellos conductores que tengan la edad requerida. Desde las autoescuelas se advierte, sin embargo, de la importancia de comprobar la pericia al volante de los solicitantes y se alerta del riesgo de canjear un carné obtenido en condiciones inferiores a la normativa vial europea.

Permiso internacional y acuerdos bilaterales

Los automovilistas que opten por conducir temporalmente en países que no sean miembros de la Unión Europea, deberán solicitar el denominado permiso internacional (International Driving License), una licencia que obliga a poseer el permiso español de igual clase que la del internacional cuya convalidación se pida.
Este permiso se compone de una cubierta o cartulina en forma de tríptico y un total de dieciséis páginas en las que aparecen los datos personales del titular y los permisos que posee. Tiene una validez anual y la información está escrita en castellano, alemán, inglés, francés, italiano, portugués, árabe y ruso.

Su origen se sitúa en septiembre de 1949, cuando Naciones Unidas aprobó el Documento Internacional de Conducción para facilitar la movilidad de los motoristas en países extranjeros y evitar los problemas generados por la diferencia idiomática. En la actualidad, es válido en más de 160 países.

Los interesados deben acudir a las Jefaturas Provinciales y Locales de Tráfico para solicitarlo y deben saber, además, que este permiso no resulta válido para conducir en el país que lo expide y que tampoco es necesario en los estados miembros de la Unión Europea, en aquellos que adoptaron el modelo de permiso previsto en los Convenios de Ginebra o Viena, ni en Suiza, con quien España tiene suscrito un acuerdo bilateral.

Acuerdos bilaterales

Los residentes extranjeros que soliciten la convalidación del carné de conducir deberán cumplir las condiciones mencionadas anteriormente excepto cuando, por existir un convenio con el país que expidió el permiso, sea posible canjearlo por uno español.
En la actualidad, existen convenios internacionales con Andorra, Argentina, Bulgaria, Colombia, Corea del Sur, Ecuador, Japón, Suiza y Uruguay. Una situación que, sin embargo, parece no convencer a los profesionales de la enseñanza vial.
“Nuestra postura es muy clara: si el permiso se ha obtenido en diferentes condiciones a las recogidas por la normativa europea, que establece unos mínimos imprescindibles de evaluación y examen, no debe ser aceptado para su convalidación, ya que se pone en peligro la seguridad vial y personal”, sentencia el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas de España, José Miguel Báez. “Ni se conduce igual, ni existe la misma señalización o formación. Incluso en algunos países hay hasta más de doscientos permisos diferentes”, precisa.

La asociación hizo público hace algunos meses su “malestar y preocupación” por el actual sistema de convalidación ya que, según entiende, “dicho sistema permite en la práctica una convalidación indiscriminada, con el consiguiente perjuicio para los conductores, y resulta muy dañino desde el punto de vista de la Seguridad Vial”.
A su juicio, el nivel de exigencia de quienes obtienen un permiso de conducir español no es comparable, por su dificultad, al de algunos países extranjeros, cuyos ciudadanos que no pueden acceder a un canje directo se benefician, sin embargo, de tasas de tráfico más baratas para realizar los mismos exámenes que los españoles.
“Por si fuera poco, florece una picaresca que está dando lugar a casos verdaderamente sangrantes. Y es que algunos extranjeros residentes en España y que nunca se habían sacado el carné de conducir, puestos en contacto con redes de falsificadores de sus países, lo logran sin más esfuerzo que pagar una cantidad en metálico y luego lo canjean como si tal cosa”, se queja Báez.

La Confederación asegura además que, en algunos países, incluso se llega a expedir carnés auténticos sin que medie examen alguno, al tiempo que se realizan otro tipo de “prácticas ilícitas e ilegales que entrañan para el tráfico un peligro tan enorme como inasumible”. Desde el Real Automóvil Club de España aseguran que de las ventajas de la convalidación se aprovecha, sobre todo, el propietario del permiso, ya que para el resto puede que no existan tales ventajas. “Nos fiamos bastante de la preparación del solicitante, que lo tiene mucho más fácil a la hora de intentar conducir en cualquiera de los países afectados”, aclaran.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones