Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

El Gobierno propone incentivos para lograr un parque automovilístico de 250.000 coches eléctricos en 2014

Industria ha elaborado un paquete de medidas destinado a impulsar el desarrollo de este sector, al que se destinarán 590 millones de euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 31 marzo de 2010
El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, presentó ayer ante el Consejo de Ministros el Plan Integral del Coche Eléctrico, que prevé la creación de un parque automovilístico de 250.000 coches eléctricos hasta 2014. Este plan, que se conocerá en detalle el próximo 6 de abril, cuenta con un presupuesto de 590 millones de euros para los dos próximos años y contempla una serie de medidas destinadas a fomentar la demanda, la producción y el desarrollo de infraestructuras de recarga.

La estrategia sobre el coche eléctrico ha fijado como objetivo lograr que en España circulen un millón de vehículos con esta tecnología en 2014. De ellos, se prevé que 250.000 sean eléctricos o híbridos enchufables, y los 750.000 restantes de tipo híbrido convencional.

Para hacer realidad estas metas, el Gobierno ha previsto fomentar la demanda mediante ayudas directas a la compra, tanto a particulares como a empresas. También se prevé la creación de una flota pública de coches eléctricos y el establecimiento de ventajas urbanas para los usuarios de este medio de transporte. Además, el plan gubernamental contempla la financiación de la I+D+i en este sector, así como ayudas a la industrialización que fomenten el establecimiento y el desarrollo de la industria del vehículo eléctrico en nuestro país.

El desarrollo del Plan Integral del Coche Eléctrico, que ya prevé para este mismo año la puesta en circulación de 2.000 vehículos ecológicos, pretende apoyar al sector del automóvil en un momento marcado por las dificultades y fomentar el uso de las energías renovables. La rentabilidad medioambiental, que es uno de los fundamentos de este plan, se basa en la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y en el incremento de la eficiencia energética que supone el uso de este tipo de vehículos.

Desde el Ejecutivo también se destaca la importancia que puede suponer su establecimiento desde el punto de vista tecnológico, ya que la implantación definitiva de estos automóviles abre la puerta al desarrollo de infraestructuras y software de recarga de baterías.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones