Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

El navegador distrae tanto como el móvil al volante

El año pasado se adquirieron en España casi un millón de GPS para el coche

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 14 enero de 2007

La utilidad de un navegador es evidente y aporta una importante ventaja en materia de seguridad. Sin embargo, los GPS suponen un plus de peligrosidad ya que pueden distraer tanto como los teléfonos móviles, según concluye un estudio del Instituto de Seguridad Vial de Mapfre.

Este trabajo indica que cuando el navegador da una orden de voz, se produce un momento crítico, ya que el conductor “desconecta” de la circulación para prestar toda su atención al dispositivo.

Si las instrucciones son confusas, el conductor tiende a disminuir notablemente y de forma involuntaria la velocidad; y si se siente perdido y busca auxilio en el navegador, disminuye notablemente la percepción de la señalización.

Reacciones espontáneas

El informe señala además que momentos de duda a la hora de seguir un itinerario provocan reacciones espontáneas que crean situaciones peligrosas para el resto de usuarios de la vía: frenazos, maniobras bruscas, giros inesperados, etc.

Otro peligro resulta de recalcular la ruta para buscar un itinerario alternativo, ya que ello provoca que el conductor circule más lento e indeciso de forma involuntaria.

El Instituto Mapfre recuerda que nunca se debe manipular el navegador durante la conducción. “Hay que ajustar el sistema antes de iniciar el viaje. Si se deben introducir modificaciones, hay que detener el vehículo en un sitio seguro”, advierte.

Los navegadores recomendados por esta institución son aquellos que reproducen la información de la pantalla principal en otra secundaria en el tablero de instrumentos, de tal forma que el conductor percibe la indicación por voz y luego sólo tiene que mirar hacia abajo y ver un pictograma que mediante flechas le indica la dirección correcta, no debiendo desviar la vista hacia la pantalla principal, generalmente colocada en el centro del tablero, y leer todo el mapa.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones